miércoles, 30 de abril de 2014

Institucional Deutz: fabricacion de motores

Imágenes de un folleto institucional de Deutz Argentina S.A. en donde se ve la producción en serie de motores para diversas aplicaciones. Otra gran contribución de Juanka Frank.



martes, 29 de abril de 2014

Aipridec (historia)

Aipridec y Cia. Soc. Col. En Comandita, fue fundada en el año 1955, en de Laguna Larga, Provincia de Córdoba y uno de sus responsables era el Sr. Bartolo Aimar.
El significado de su nombre estaba dado por el acrónimo del nombre de cada uno de sus fundadores: AI- Aimar; PRI - Primo, De - Demaría; C - Carmagnola.
Según Reinas Mecánicas, en un diálogo con Ramón Primo (quien trabajó en la empresa): "Aipridec nació en 1955, en un predio ubicado a 5 kilómetros al norte de Laguna Larga. En 1955 se fabricó la primera máquina cosechadora. Esta unidad fue vendida a un productor de Fotheringham, al sur de Córdoba. La misma tenía motor Hércules y su tracción era mediante 6 caballos. De esa manera seguían trabajando para equiparse de muchas herramientas pesadas para la fabricación en lo sucesivo, de mayor escala, puesto que la misma tuvo mucha aceptación y eso los animó a continuar con la iniciativa. En 1956 fabricaron cuatro, tres de arrastre y una automotriz con sistema de dirección delantera".
"En 1958, la fábrica se trasladó a su propio edificio ubicado en el pueblo de Laguna Larga, donde se fabricaron doce máquinas maniceras auto cosechadoras. En 1959, veintiséis con sistema de dirección delantera y catorce con dirección trasera. También surge la cosechadora mixta "Súper 60" de excelente aceptación, que obtiene la medalla de oro en la Exposición Rural de Rosario de 1960. En ese mismo año se fabricaron 10 para granos finos y 15 para maní".
"Aipridec llegó a tener 120 empleados. Los lugares de ventas más importantes fueron: Laguna Larga, Hernando, Río Segundo, General Deheza, Oncativo y Pilar.
La competencia de importancia era Ochetti-Bicupiro. Aipridec fue integrante de la Cámara Argentina de Cosechadoras".
"En lo que a cosecha de maní se refería, era la más grande. La diferencia entre la cosechadora manicera y la mixta, trigo-soja, radica en que la manicera tenía un cilindro con dientes tupidos y zarandón tipo americano de 45 mm y un motor más chico. La venta de cosechadoras maniceras alcanzó a 300 unidades aproximadamente y las mixtas trigo-soja a 80 unidades. En 1974 y 1975 no se fabricó ninguna unidad".
La fábrica cerró en 1989, a causa de la hiperinflación, inestabilidad en el avance de la soja y la falta de políticas.
En la década de 1960, ya producía 10 cosechadoras automotrices para grano fino y 15 para maní.
En 2004 apareció un documento matrícula 10086449 por el cual el 27-Dec-04 el síndico CIKLIC DAMIAN PEDRO del Juzgado Civil y Comercial Nro. 33 trata la quiebra pedida a Aipridec s.a.

domingo, 27 de abril de 2014

CaFoTaMe / Folguera

CaFoTaMe, mas conocida por ser el acrónimo de la denominación "Cartechini Folguera Talleres Metalúrgicos", nace en Inriville (este de la provincia de Córdoba) a principios de la década del 50'.
Fabricaron algunas cosechadoras de arrastre y autopropulsadas, hasta que a fines de esa década, se separan Cartechini por un lado (se queda en Inriville y fabrica implementos agrícolas varios como tomas de fuerza para tractores, hileradoras de arrastre, silos dosificadores, plantas integrales de moliendas y mezclado transportables, entre otros productos) y por su parte, los Folguera emigran a Cruz Alta, a 23 km al este.
El establecimiento Cartechini y Cia cerró en la década del 90'.

Volviendo a Fogulera; a mediados de los '50 en la localidad de Inriville, los hermanos Folguera se dedican a efectuar reformas de arrastre (las cuales eran tiradas por un tractor) a automotriz de cosechadoras.

Luego, instalados en un predio que perteneció a la Cooperativa Agrícola Ganadera de Cruz Alta (Córdoba y B. de la Vega Luque) y posteriormente en Córdoba 1601 (Cruz Alta), mantuvieron las reformas de cosechadoras de arrastre sobre R31, con la misión a futuro (al poco tiempo) producir una máquina autopropulsada.
Con toda esa experiencia, se dedican de lleno a la fabricación de cosechadoras tanto de cereales como de forraje.


Sus primeros generantes fueron los señores Héctor Jorge Folguera y Francisco Félix Aloatti, quienes contaban con máquinarias modernas para aquel momento y un plantel de operarios, a los que se fueron agregando egresados de la escuela técnica local.

Cabe destacar, que el establecimiento fabril, producía sus propias transmisiones: en la vecina localidad de Arteaga: allí se fundían las carcazas y ya en Cruz Alta se maquinaba todo, dándole el final de producción.

En 1960, comienzan a trabajar en una máquina íntegramente producida en la fábrica y así se logró en 1960 sacar al campo con caracter experimental, la primera unidad de producción propia.
Algunas de estas unidades, salieron en distintas versiones, entre ellas las destinadas al arroz, enviadas a las provincias de Entre Ríos y Santa Fe.
Cabe destacar que Folguera se dedicó con cierto éxito a la fabricación de cosechadoras arroceras, cuando eran más bien pocos (contados con los dedos de la mano) los establecimientos que fabricaban este tipo de máquinas.
En la versión arrocera, fueron exportadas varias unidades a Brasil y Uruguay.

En 1965, comienzan a fabricar picadoras automotrices de forraje-picado grueso con motores Perkins.

Para 1969, se enviaron al exterior, unidades adaptadas para la cosecha de soja oleaginosa, que aún no se cultivaba en esta zona.

En 1972, sale al mercado el modelo 518, una máquina denominada "grande" con 1,05 metros de cilindro.

Cabe destacar que Folguera fue una tradicional animadora de diversas exposiciones agrícolas y ganaderas, como la de Palermo, Rosario y otras.

Esta empresa, estuvo activa hasta los 90's, al menos, ya que según Agrositio en su nota "La revolución forrajera: El silopaq sigue vivo": "En la Argentina de los 80's sólo existía la picadora Mainero 4710, de dos surcos, pero era exclusivamente para maíz y sorgo.
Habían entrado algunas automotrices (New Holland, John Deere, entre otras) y dos fábricas nacionales (Folguera y Marani) lanzaron sus propias picadoras. Pero era muy poco".

Y a partir de 1990, la llegada de máquinas importadas con tecnología más avanzada y precios con los que no podía competir la industria local, hizo que fuera decayendo la producción hasta quedar reducida a la fabricación de repuestos para que las máquinas vendidas pudieran seguir funcionando.

En total, fabricaron 136 cosechadoras automotrices y mas de 200 picadoras automotrices, ademas de acoplados y otros equipos destinados a la agricultura.

Así, el 31 de diciembre de 1999, dio por terminada su actividad industrial, cerrando sus puertas definitivamente.

Todavía se pueden ver, en un predio contiguo a la empresa (que funciona como un taller), algunas 518 medianamente completas (con sus plataformas, sin fines e incluso, cabina), pero con faltantes de motor y otras piezas, descansando y oxidándose a la intemperie.
Casí como testimonio vivo de una época que no volverá, y es menester preservar lo poco que queda.

MODELOS PRODUCIDOS
Folguera 98 A
Folguera 98
Folguera 118 E / 118 SE
Folguera 98 E
Folguera 250
Folguera 295
Folguera 616

Colaboración: David Venesia / José "pepe" Folguera

http://m.agrositio.com/vertext.php?id=14432&area_id=3

viernes, 25 de abril de 2014

Poclain - SEFAG

Poclain nace en Francia mediante la iniciativa de Georges Bataille, haciéndose cargo de un taller e instalado en Plessis-Belleville, en un edificio enfrente de una granja.
Y un 12 de Diciembre de 1930, la empresa cambia su forma y se convierte en una empresa unipersonal con el nombre de "Talleres Poclain". De 1952 a 1961, la gama está en expansión, modernización, aumento de la fiabilidad y potencia.

Con respecto a la Argentina, en Quilmes y con oficinas en la ciudad de Buenos Aires, SEFAG era una Sociedad Anónima Industrial y Comercial (e. f.). Representó como fabricante y comercializador a Poclain y a PPM en el país durante casi 3 décadas y media.

Su primer denominación fue SEFAG Industrial y Comercial.
Sociedad en Comandita por Acciones Por tres dias. Se hace saber que Sefag Industrial y Comercial Sociedad en Comandita por Acciones, con 6ede social en Rivadavla 926, 3er. piso, oí. 11, Capital Federal y planta industrial en' Av. La Plata 300, Quilmes, se ha transformado en Sefag Sociedad Anónima Industriaj y Comercial. Capital Social de ia Sociedad Anónima, pesos dos millones ($ 2.000.000), en acciones ordinarias al portador, clase "A", 5 votos, de pesos uno valor nominal cada una, suscripto en la siguiente forma: Slgberto Lacroux pesos seiscientos setenta mil; Amador Marun pesos trescientos treinta y dos mil quinientos; Helvlo Carlos Torrielli pesos trescientos treinta y dos mil quinientos; Rodolfo Luis Worü. pesos trescientos treinta y dos mil quinientos; y Joaquín Gualterio Bella, pesos trescientos treinta y dos mil quinientos, anteriormente socios colectivos y comanditarios de Sefag Industrial y Comercial Sociedad en Comandita por acciones. — Se comunica que el balance general practicado a la fecha de trans. formación se encuentra a disposición de los acreedores en la sede social por el término de ley. — Esta publicación se nace en cumplimiento del art. 77, Inc. 2« y 3 de la ley 19.550.
Nota: La sociedad anónima no se encuentra comprendida dentro del art. 299 de la ley 19.550. — FJ Directorio.
$ 10a.— e.9|l N« 82.828 v.llll|73
Lamentablemente, en 1997, el martillero RICARDO E. SEVERINI remató los bienes de la empresa tras su quiebra a mediados de los 90's, como a continuación se adjunta: "El Juzgado Civil y Comercial N° 20 La Plata en exped. B-680.719/97 “Sefag SAIC (quiebra) c/Vilouta Ángel Osvaldo y ots. s/ejec. hipotecaria”, hace saber que el Mart Ricardo E. Severini (Coleg. 3669, calle 48 N° 877, P.1, Of. 105 La Plata, tel. 0221-482-7500) venderá mediante recepción de ofertas bajo sobres y posterior mejora entre postulantes, contado, mejor postor, ad-corpus, inmueble en Quilmes, Avda. La Plata, San Juan, Mdme. Curie, San Luis (accesos Avda. La Plata N° 285 y 299), con importantes mejoras de ex planta industrial, oficinas, depósitos, inst. sanitarias, playas de maniobras, locales a la calle. Son 20 lotes en block que conforman la manzana completa. Lotes 1a, 1b, 2a, 3a, 4a, 5a, 5b, 7a, 8 a 18; lote 6 Mz. 2. Los 19 primeros sup. estimada 7068,44 m2. Circ. III, Sec. D, Mz. 2, Pc. 1c. Lote 6 afectado PH, resultan U. Funcionales 1 y 2 de 108,34 m2. y 214,78m2. Circ. III, Sec. D, Mz. 2, Pc. 6, Subpc. 1 y 2. Base $ 1.545.893. Ocupado sin derecho y con orden desalojo firme. Entrega desocupado. Exhibición concertar fecha con martillero telefónicamente o correo electrónico “ricardoseverini@hotmail.com”. Ofertas bajo sobre cerrado presentar en Mesa de Entradas del Juzgado hasta 12 hs. del 18-05-06. Exterior consignar carátula expediente y nombre y apellido de oferente. Interior: Escrito firmado con la oferta, domicilio real y legal, profesión, edad y estado civil del oferente. Personas jurídicas deberán acompañar copia autenticada de estatuto y documentación que acredite representación. Constancia de depósito judicial en cuenta de autos o cheque certificado a orden del Juzgado, en concepto de garantía por el 40% del precio ofrecido. Apertura de sobres y puja entre oferentes el 19 DE MAYO DE 2006 a 09,45 hs. en calle 13 e/47 y 48 La Plata, Palacio Tribunales, Sala Audiencia ex Juzg. 3. Impuesto sellos a cargo del comprador. Acto remate adquirente deberá: Constituir domicilio radio Tribunales La Plata bajo apercibimiento notificar art. 133 CPC. Integrar en efectivo seña 40%, Sellado 1%, Comisión 4%. Saldo precio 5° día aprobada subasta notificada por día de nota. Título en autos. La Plata, abril 5 de 2006. Santiago H. Di Ielsi, Secretario L.P. 18.344 - abr. 12 v. abr. 18".

MODELOS FABRICADOS
LC 80
TC 45
TY 45
¿TY2P?

miércoles, 23 de abril de 2014

Puzzi

"En 1922 empecé a volar con pasajeros a fiestas patronales, hacía vuelos llamados de bautismo, esto me servía como propaganda personal, ya que yo me dedicaba a reparar autos y trilladoras a vapor. Mientras reparaba una trilladora me surgió la idea de crear una corta y trilla de arrastre; como no tenía lugar donde dibujar, dibujé la número uno en tamaño natural en la pared de un galpón: como el lugar era muy pequeño cuando llegué a la dobladora del chasis tuve que cortar un rincón de pared para que pasara el hierro del chasis y de esta manera le di las curvas deseadas. Esta creación primera se la vendí a los sres. Tomás y Ángel Pairetti de la localidad de Clucellas. Seguidamente continué con la fabricación que luego vendí a todo lo largo y ancho de nuestro país" (palabras de Santiago Puzzi).
Clucellas, muy cercana a San Vicente, era la localidad donde en 1917 don Santiago Puzzi (un mecánico que abrió un taller de reparación de trilladoras) y sus asociados producían la afamada Puzzi, marca y equipo con mucha personalidad.
Así en 1926 fabricó su primera cosechadora.
En 1929, se trasladó a Frontera (lindante con San Francisco). El aporte de mano de obra mayoritariamente provenía de San Francisco, los adelantos de la fábrica de cosechadoras hizo con el correr del tiempo que se fuera transformando en barrio con numerosas casas para obreros, escuelas, policía, aeródromo, cancha de golf, tenis; la fábrica llegó a tener un predio de 9000 mts cubiertos. Don Santiago fue un precursor de la aeronáutica, en el aeródromo "Vicente Puzzi".
Contiguo a la fábrica fue fundado el aeroclub contándose entre sus fundadores a don Santiago.

En 1941 Santiago Puzzi fabricó la primera cosechadora con orugas para arroz.

En 1958, la empresa se constituyó en "Santiago Puzzi S.A.", siendo el mismo el presidente de la empresa. Él estaba al frente ya que le daba un motivo de garantía. La cantidad de empleados promedió 120 por año.
Tenía puntos de venta en La Dulce, Laborde, Laboulaye, Bahía Blanca, Tres Arroyos, Entre Ríos y Monte Buey.

En 1965, se organizó la "TERCERA VUELTA DE SAN ANTONIO DE ARECO - PREMIO COSECHADORAS 'S. PUZZI'" auspiciado, obviamente, por Puzzi.

Tras la desaparición de la empresa, Careglio SRL (cadena de supermercados de la zona) alquilaron un galpón de 5 mil metros cuadrados en Frontera que en las décadas del 50' y 60' ocupaba la reconocida ex fábrica de cosechadoras Santiago Puzzi y Cía.

http://agrozonal.com/?s=02&actx=ver&ver=1&cat=3&prod=1143

La Capital (Rosario); mayo de 1960

Material: Tadeo Buratovich

lunes, 21 de abril de 2014

Milanese / E.M.U.

Milanese S.R.L. es un establecimiento metalúrgico creado a principios de la década del 50', en la provincia de Santa Fe, más precisamente en la localidad de Timbúes (33 km al norte de Rosario).
Su capital inicial era de $215000 de la época y su teléfono era 210.
Empezó fabricando grúas de patio de la serie BM, a mediados de la década del 50'.


E.M.U. fue fundada en el año 1956, y en sus comienzos se dedicó al montaje de tanques de almacenaje, evolucionando sus actividades hacia una prestación integral en el suministro de bienes de capital solicitados a la medida de las necesidades del comitente.
En la constante búsqueda de mejorar su gestión, durante los años ‘70, la dirección de la empresa, fiel a su compromiso industrial, destinó recursos al desarrollo de su primer manual de aseguramiento de la calidad bajo normas alemanas.
Renovando una vez más el compromiso de satisfacer las necesidades de sus clientes, el 9 de enero de 1996 certificó por primera vez en el sistema de aseguramiento de la calidad según las normas ISO 9000 y el 4 de enero de 1999 obtuvo los certificados ASME para recipientes a presión, calderas y piping.
Hoy, además, diversificando sus actividades, incursiona en áreas donde la capacitación técnica de su personal, aplicada a los productos, permite la realización de negocios globales.

El predio de la empresa ocupa 15.000 m2 y consta de los siguientes sectores: Oficinas de: dirección, ingeniería, compras, ventas y administración, computación, supervisión, inspección, control de calidad, garantía de calidad y vigilancia. Comedor para el personal administrativo y técnico.
Cinco naves destinadas a procesos de fabricación, servidas por: 8 grúas puente (2 de capacidad: 20 Ton.; 4 de capacidad: 10 Ton. y 2 de capacidad 5 Ton.); y redes de aire comprimido, oxigeno y gas. Almacenes, laboratorios de Rayos X y Gamma: servicios auxiliares, pañoles, etc. Taller para mecanizado pesado, mantenimiento mecánico y servicios auxiliares. Playa de materiales servida por grúas móviles. Galpón cerrado y climatizado, destinado a taller de mecanizado.
Depósitos de equipos y herramientas del sector montaje y obras. Salas de compresión para aire de planta, con potencias de 130 HP y 100 HP respectivamente; tablero eléctrico general y planta reguladora de gas natural de alta presión. Comedor de fábrica. Horno de tratamiento térmico. Galpón abierto para tratamiento superficial, arenado y pintura de piezas de gran tamaño. Playa para deposito de equipos elaborados, materias primas, estacionamiento de vehículos y grúas, circulación, etc.

Planta y administración de calle Valentín Gómez 4648

sábado, 19 de abril de 2014

SeGru

SeGru, empresa comandada por Claudio Serra, estaba ubicada en Lucio V. Mansilla y Ruta 188, San Nicolas de los Arroyos, en el norte de la provincia de Buenos Aires.
Desde allí y por unos cuarenta años, se fabricaron:

1- GRUAS HIDRAULICAS AUTOPROPULSADAS GIRATORIAS MODELOS: T8­ TI0 - Tl2 Y Tl6 de 8, 10, 12 Y 16 Toneladas.
2- HIDROGRUAS ARTICULADAS GIRATORIAS DE: 1300 y 2000 Kilográmetros, para instalar en camionetas.
3- HIDROGRUAS ARTICULADAS GIRATORIAS DE: 4, 7, 11, 18 Y 25 Tonelámetros para instalar en camiones.
4- HIDROGRUAS TELESCÓPICAS GIRATORIAS DE: 24, 36, 48 Y 72 Tonelámetros y Alturas hasta 30m. para instalar sobre camión.
5- GRUAS DE PATIO AUTOPROPULSADAS (PICK AND CARRY) (YARD CRANE) de: 3, 5, 8, 12, 18, Y 25 Toneladas.
6- GRUAS PARA INSTALAR EN TRACTORES Y AUTOELEVADORES DE: 5, 9, 12, 18, 25 Y 40 Toneladas. GRUAS FORESTALES DE: 2, 3 Y 4 Toneladas.
7- ELEVADORES HIDRAULICOS TIPO MEGALIFT DE: 100 A 1000 Toneladas.
8- ELEVADORES HIDRAÚLICOS PARA CARGA Y DESCARGA DE CONTENEDORES DE: 20' Y 40' para: 12, 22 Y 32 Toneladas.
9- PORTICOS DE ELEVACION HIDRAULICOS PARA USO CON AUTOELEV ADORES Y TRACTORES.
10- PLATAFORMAS DE CARGA Y DESCARGA TASERA PARA INSTALAR EN CAMIONES Y ACOPLADOS DE: 300, 500 Y 800 Kg.
11- RODILLOS DE MOVIMIENTO Y TRASLACIÓN DE: 1 A 100 Toneladas.
12- PLATAFORMAS DE TRASLACION AUTOPROPULSADAS DE: 25, 50 Y 100 Toneladas
13- PERCHAS, Y GRAMPAS DE TODO TIPO Y CAPACIDAD
14-.GRAMPA Y BALDE ALMEJA - ACCESORIO PARA ACONDICIONARLAS CON GRUAS DE 1 CABLE.
15- PULPOS PARA CHATARRA.
16- ENFARDADORAS PARA CHAPA, LATAS, LATITAS DE ALUMINIO Y TAMBORES.
17- CESTAS Y PLATAFORMAS DE TRABAJO EN ALTURA.
18- MALACATES HIDRAULICOS DE: 2 a 100 Toneladas.
19- ELEVADORES PARA AUTOS (PARA GARAGE FAMILIAR: DOS AUTOS EN UNO).

Con el fallecimiento de su creador, cierra sus puertas tras cuarenta años de trayectoria.

Foto de lo que era la fábrica SeGru en San Nicolás. Agradecimiento Leandro Acevedo

jueves, 17 de abril de 2014

CRyBSA


Como desgraciadamente pasó con muchas empresas creadas con gran esfuerzo en este país, pasaron por una etapa de crisis de la que no pudieron salir y cayeron en desgracia, desapareciendo para siempre y cerrando sus puertas.
En Viedma: "Con más de seis horas y media de testimonios se cumplió ayer una nueva jornada del juicio contra ex directivos del ex Banco de la Provincia de Río Negro por Administración Fraudulenta.
Ayer, los testimonios estuvieron exclusivamente referidos al otorgamiento de avales a la empresa de Villa Regina CRYBSA, a la cual la entidad le entregó oportunamente un crédito por un millón de pesos. El primero en declarar fue Buey Fernández, ex abogado de la empresa, quien detalló distintos aspectos de la marcha de la empresa en ese momento y dio a conocer algunos aspectos sobre el traspaso de acciones a la empresa Hamka Huasi, que contaba en su poder con la mayoría del paquete accionario de CRYBSA.
Buey Fernández declaró durante más de dos horas, haciendo hincapié en las diferencias entre Hamka Huasi y el Banco, respecto de los montos de la deuda.
Más tarde fue el turno de uno de los por entonces socios de Hamka, Osvaldo Berazategui, quien tenía a su cargo la planta de la empresa CRYBSA. Destacó el hecho de la reapertura de la empresa, y de la importancia que esto tenía tanto para Villa Regina como para el país. Recordó que era la única firma que elaboraba maquinarias nacionales, y que el 16% del total que se vendía en el país provenía de esta firma. Más adelante hizo mención a los problemas económicos de la empresa, que terminaron en la debacle de la misma. Hamka Huasi respaldó con sus acciones el crédito de un millón de pesos para que CRYBSA siguiera operando.
Luego hizo lo propio Alfredo Doherty, quien manejaba en esa época la administración de la empresa.
Finalmente, en la audiencia de ayer pidió declarar el ex presidente de CRYBSA, Juan Ríos, quien está imputado en la causa. Ríos ratificó los dichos de los testigos".

MODELOS PRODUCIDOS CrybSA
Crybsa C-50
Crybsa C60
Crybsa C80
Crybsa C-125
Crybsa C-130
Crybsa C-160
Crybsa 605-B
CRYBSA - C-1100 motor Perkins 6PF-305
CRYBSA - C-1135 motor Perkins 6-354
CRYBSA - C-1160 motor Perkins 6-354
CRYBSA - C-1210 motor Perkins 6-354 Turbo

Crybsa 4600
Crybsa 4504
Fiat-Crybsa 4534

martes, 15 de abril de 2014

Martraj

Martraj es una empresa con una amplia trayectoria en el marcado autopartistas y de cajas de cambio, que hace algunos años decidió avanzar en la fabricación de tractores.
De esta manera, ya tiene en el mercado cuatro modelos y está avanzando en una estrategia comercial para insertarse en el mercado de maquinarias agrícolas fuera de su provincia natal. Según el plan de radicación de la empresa cordobesa en la localidad bonaerense de Junín, se desprende lo siguiente:
"El Intendente Municipal Mario Meoni sostuvo que "recibimos la visita del titular de la empresa Martraj Agrícola S.A que fabrica tractores.
Estamos muy ilusionados con que esta empresa elija nuestra sector industrial para radicarse y abastecer a toda la Provincia de Buenos Aires.
Creo que no nos equivocamos cuando decidimos desde nuestra gestión de gobierno impulsar e invertir en el Parque Industrial con todas las tareas que realizamos.
Y a partir de la gran cantidad de obras que hicimos podemos ofrecer un parque en condiciones para que las distintas empresa o fábricas puedan comenzar a producir" Meoni además indicó que "no es sencillo para esta o cualquier fábrica radicarse en una ciudad que se encuentra a más de 500 kilómetros de su sede central, por eso durante el año pasado estuvimos en Córdoba junto al Secretario de la Producción Oscar Palma para demostrarles el interés que teníamos por su radicación y a manifestarle que cuentan con todo el respaldo de la Municipalidad de Junín para facilitarles su radicación. Con esta radicación vamos a intentar colocar a Junín como el referente en el inicio de la industria metalmecánica pesada en la región".
Martraj fabrica tractores articulados de alta potencia y tiene cuatro versiones ART 190, ART 220, ART 240 y ART 275 ideales para siembra directa y roturación de todo tipo. Las cuatro versiones van de 190 a 275 CV, toma de fuerza hidráulica, combinación armónica de fuerza, sencillez, robustez y fiabilidad. Consta de cabina antivuelco, hermética, insonora y equipada con toda la tecnología, barra de tiro baricéntrica de tipo ventral ideal para la siembra directa.
En cuanto a la transmisión, la caja de cambio consta de engranajes helicoidales en toma constante con 4 árboles dispuestos en cascada, con acople semi-sincronizado por engranajes internos de accionamiento manual mediante tres palancas. En cuanto al motor, todos los modelos están equipados con motores Deutz.

El 12/01/11 se cayó la fábrica de tractores en Junín: Según informó el Diario La Verdad de la ciudad bonaerense de Junín, la empresa que iba a fabricar tractores en esta ciudad ha desistido de esa idea.
¿Las causas? Según el propietario de la empresa Martraj S.A., que pensaba instalar en nuestra ciudad buena parte de la artillería asentada en Córdoba capital, los testeos que se realizaron en los comercios agrícolas de esta región para verificar la aceptación del producto no fueron demasiado alentadores.
Pero también se expresó contrariado al afirmar que pese a todo tenía en mente continuar apostando al predio juninense como vidriera regional, sin embargo los tiempos políticos, léase el espaldarazo financiero que precisaba de la Municipalidad para montar toda la estructura de la compañía, le jugaron una mala pasada.
Alberto Eblagón aseguró que ahora ya es tarde porque a esas dos complicaciones se le sumaron inconvenientes económicos sufridos por la firma que tiene a su cargo. “En este momento estamos tratando de reponernos de algunos problemas de comercialización que nos hicieron estar parados mucho tiempo”, comenzó explicando el empresario desde “La Docta”.
Acerca de las dilaciones vinculadas con el gobierno local indicó que “tuvimos que hacer un montón de trámites, y se sabe que los plazos de la política no son los mismos que los de los industriales. Nosotros íbamos a tener un crédito que nos iba a dar la Municipalidad y tardó muchísimo, es decir que en el momento en que estábamos cumpliendo con los miles de requisitos burocráticos estaba bárbaro para construir, porque los materiales estaban baratos, pero salió cuando ya era demasiado tarde. Hoy, hacer esa edificación cuesta dos veces más”.
Teléfono mediante, Eblagón remarcó que “existió un momento propicio, hace dos años, cuando arrancamos con la idea, pero entre el conflicto del campo con el Gobierno y las trabas que se nos presentaron lo fueron cercenando”.
Por otro lado se lamentó porque “la zona no nos ayudó a crecer, entonces empezamos a cuestionarnos si se justificaba hacer semejante inversión en galpones y equipamiento. Concluimos en que lo mejor era hacer un stand by para ver si más adelante nos relanzamos, pero en principio estamos trabajando en nuestra casa central de Córdoba”.
“Esperábamos encontrar un mercado interesante, que nos ayudara. Hemos hecho demostraciones en distintos lugares de la zona y lamentablemente no vendimos un tractor. Nuestro producto tiene buen precio, es competitivo, robusto, pero algo raro paso”, comentó, aún sorprendido.

domingo, 13 de abril de 2014

Escañuela

Implementos Agrícolas Escañuela es una importante empresa de origen familiar, nacida en Córdoba, República Argentina, que está presente en el mercado agropecuario desde hace más de 40 años y precisamente en el mercado de fabricación de maquinaria agrícola desde los últimos 24 años. Desde el comienzo seguimos la estrategia de especializarnos en todo el ciclo para la producción de papas; combinando experiencia de campo e ingeniería para desarrollar productos que hoy son líderes de la industria nacional y exportados a diversos países de Latinoamérica.
Con el trabajo diario hemos logrado reforzar nuestra misión de satisfacer las necesidades de los productores agropecuarios, particularmente del sector papero, ofreciendo alternativas de calidad, con el mejor servicio de asesoramiento y atención post-venta.
La planta industrial, administración y comercialización central está radicada en la capital de la Provincia de Córdoba; contando además, con una sucursal comercial y de servicios en la ciudad de Batan, próxima a Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires y un punto de ventas en la ciudad de La Cocha, Provincia de Tucumán. Desde estos puntos estratégicos logramos cubrir la atención de todo el espacio geográfico de producción de papas del país.

viernes, 11 de abril de 2014

DanCar

Nuestra firma, ubicada en la ciudad de San Genaro, provincia de Santa Fe, es una Empresa que se forjó en la fabricación de implementos , ya que en sus inicios fue un taller de soldadura, tornería ,reparación y reformas máquinas agrícolas.
A fines de la década del 60' incentivados por clientes y vendedores de máquinas en el centro de nuestro país (Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba), y gracias a nuestro espíritu emprendedor supimos interpretar las necesidades de los productores de la época, desarrollando a mediados de 1968 los primeros modelos de implementos de roturación y labranza vertical marca DAN-CAR (balanzones de rastras con rabastos, rastra de discos, arados de cinceles, cultivadores de campo carpidores, rastras rotativas y arrancadoras de porotos) acompañando la tendencia del cambio de mediana potencia a grandes potencias (tractores articulados), se comienzan a fabricar implementos de mayor ancho de labor donde la firma mostró su amplio liderazgo.
A fines del 87' adoptando el nuevo concepto de laboreo y conservación de suelos, nace la primera sembradora de granos gruesos para realizar labranza directa.
A partir del 95' debido a los conocimientos adquiridos en siembra directa e impulsados a resolver el problema del transporte presentamos la versión auto tráiler, manteniendo las cualidades inalterables que identifican a todos nuestros implementos que son: FORTALEZA, DURABILIDAD, PRACTICIDAD DE USO BAJO COSTO DE MANTENIMIENTO Y SERVICIO POST VENTA.
La evolución del 2000 viene acompañada de grandes cambios para la Empresa ya que la misma modifica su color original amarillo por rojo y así también la transformación de DAN-CAR a SUPER DAN-CAR, imponiendo así más fuerza a todos nuestros valores.
En la actualidad contamos con innovadoras sembradoras auto tráiler y tiro de punta, con características únicas que la diferencian de todo lo conocido en el mercado, alimentación mecánica , neumática en grano fino y grueso, distintas fertilizaciones y distribuciones variables, rastras de discos de tiro excéntrico, rastras doble excéntrica, descompactadores de suelos , rolos trituradores de rastrojos y renuevos.
Gracias a nuestro constante crecimiento y desarrollando de productos que atienden y cumplen con las exigencias del nuevo milenio, logramos ocupar una sólida y reconocida trayectoria dentro del mercado con nuestra marca SUPER DAN-CAR, fierros para toda la vida.

miércoles, 9 de abril de 2014

T&M Grossi

Los T&M Grossi se construyen y ensamblan en Rafaela, Santa Fe, Argentina por la empresa Tractores y Maquinarias SRL. Algunos han sido importadas y ensambladas a partir de UTB Universal Tractores de Brasov, Rumania.
También cuenta con una planta de pintura muy moderna, en una ubicación privilegiada para abastecer a todo el Mercosur, Chile y Bolivia. El personal de la empresa cuenta con una vasta experiencia, ya que por sus manos han pasado más de 1.500 tractores, que se destacan por solidez, durabilidad y confiabilidad. Hay una gama de productos destinada a las economías regionales (vitivinícolas, frutales y tabacaleros), con potencias disponibles que cubren todas las necesidades desde los 32 HP hasta los 80 HP, y para usos agrícolas tradicionales, equipados con motores de 90 a 120 HP, los últimos especialmente preparados para siembra directa.
También se fabrican tractores especiales para uso en industrias y aeropuertos. La empresa cuenta con experiencia en tractores de más de 300 HP, lo que le permite diseñar una gran diversidad de vehículos pesados.
La línea de tractores de T&M Grossi se vio enriquecida por el agregado de modelos equipados con motores Perkins de 60, 80, 90 y 100 HP, con lo que se logró aumentar la facilidad de mantenimiento y el rendimiento del operador, cambios que dieron origen a la serie 2000, según se indica en el sitio de Internet (www.tractoresymaquinarias.com).


En enero de 2013 se informó que "Otro mega emprendimiento en Santa Rosa: invertirán 7 millones de dólares para armar tractores. La fábrica Tractores y Maquinarias SA, oriunda de Santa Fé, proyecta ensamblar 15 unidades por semana. La única fábrica de tractores viñateros que hay en el país instalará en Mendoza una planta de ensamblaje donde invertirá U$S7 millones para armar un promedio de 15 tractores por semana. Se trata de un proyecto de la firma Tractores y Maquinarias SA, que desde hace 54 años se dedica a la fabricación de los tractores Grossi en la ciudad de Rafaela, provincia de Santa Fe.
El desembarco en la provincia tiene dos etapas; en la primera se iniciará la comercialización directa de tractores, que inaugura hoy en Rivadavia, y en la segunda etapa, que se concretará en el lapso de este año, se instalará una ensambladora, la única que tendrá la empresa en el país.
Tractores y Maquinarias SA es una empresa que fabrica 1.700 tractores por año íntegramente argentinos, que manejan Gabriel Buteler, María José Buteler, Luis Grossi y Jorge Sabena, desde el área comercial. En diálogo con Negocios &Economía, el suple econónimo de Diario UNO, Sabena detalló que cada una de las piezas se hacen en su totalidad en la Argentina. “No dependemos de productos importados. Todo se fabrica en la planta de Rafaela”. Sabena expresó que la intención de instalarse en Mendoza tiene relación con una cuestión estratégica. “En esta zona vitivinícola están nuestros principales clientes, nosotros nos especializamos en tractores viñateros”.
Además de Mendoza la firma vende tractores en Jujuy que se usan en la labranza de la tierra en las producciones yerbateras y tabacaleras. La ensambladora estiman que dará empleo a unas 50 personas. En una primera etapa serán 25 y luego otras 25. Para esto será necesario traer dos ingenieros que se encargarán de formar al personal.
Dado que este no es un rubro empresario común en la provincia será necesario formar al personal porque no existe mano de obra capacitada. Para esto han tomado contacto con dos escuelas industriales de la zona para buscar a jóvenes egresados que esté interesados en el trabajo. Sabena destacó que también pueden trabajar mujeres en la planta. De hecho en Rafaela, es personal femenino el que arma la parte eléctrica de los tractores.
En estos días los dueños de la firma trabajan para definir cual será el lugar donde se emplazará la ensambladora. Las conversaciones más avanzadas son las que se han concrectado con el intendente de Santa Rosa, Sergio Salgado quien se ha mostrado interesado para que la firma se instale en su departamento, según detalló Sabena.
La firma Tractores y Maquinarias SA actualmente vende la mayor parte de su producción en el mercado interno y solamente exporta entre 100 y 150 tractores a Brasil.“No nos hace falta exportar porque hay mucha demanda en el mercado interno. Hoy no hay otros fabricantes de tractores viñateros”, acotó Sabena. Las unidades saldrán a la venta a U$S45.800 que se pueden pagar en pesos con financiación propia y del Banco Nación.
Quieren que el gobernador conozca el proyecto Hasta ahora no han podido hablar con el gobernador Francisco Pérez para hacerle conocer el proyecto. Savena manifestó que tienen intenciones de concretar un encuentro para buscar apoyo para la instalación de la firma".

Fotos de Edwin de Feijter

MODELOS FABRICADOS

Grossi 120
Grossi G-120
Grossi 180 4WD
Grossi 200 4WD
Grossi 230 4WD
Grossi 250 4WD
Grossi 400
Grossi 1010
T&M Grossi 2030
T&M Grossi 2040 CL / DTV / F / V  
T&M Grossi 2050 CL / DTV / F / V  
T&M Grossi 2055
T&M Grossi 2060 CL / DT / F / V  
T&M Grossi 2070 CL / DT / F / V
T&M Grossi 2075 CL
T&M Grossi 2080 ST / DT
T&M Grossi 2090
T&M Grossi 2100
T&M Grossi 2120 CL / DT
T&M Grossi 2160 DT
T&M Grossi 2180
T&M Grossi 3050
 Grossi U-353
Grossi U-453 / frutero / vineyard
Grossi U-533
Grossi U-643
Grossi U-753

lunes, 7 de abril de 2014

di Tullio


En Firmat, en la segunda mitad de los años '50, Nicolás P. di Tullio, un mecánico que acompaño en sus inicios a Vassalli, levanta su propia fabrica construyendo allí sus primeras cosechadoras con marca propia, Di Tulio modelo D 100.
La gran capacidad de trabajo de estas máquinas hace que gane adeptos afianzándose su prestigio en el ambiente agrícola.
Concretamente, en 1960, según Orlando Battistoni, empieza la fabricación de cosechadoras: "di Tullio era el típico hombre de taller, diseñaba marleros y algunas plataformas a Vassalli, siendo su vecino industrial. Además, las transmisiones se fabricaban en Rosario y estaban basadas en sus diseños".
Esto lo lleva, hacia los años 1962/63, a experimentar con las plataformas para cosechar maíz, a las cuales les modifica su sistema de recolección colocando correas alzadoras en lugar de las clásicas cadenas con engranajes que ocasionaban trastornos y roturas en el equipo juntador.
Estas plataformas tuvieron un gran merito por su eficiencia en el funcionamiento.
Posteriormente fabrican sembradoras y silos con la misma marca siendo la razón social: Industrias Agromecánicas Di Tulio S.A.
Durante su vida industrial, llegó a producir 400 cosechadoras aproximadamente. Todas con cilindro embocador de 1040 mm, toma de fuerza doble, plataforma de corte de 16 pies y luego de 17 y 18 pies.
Tuvo unos 80 empleados y la mayor cantidad de máquinas fueron vendidas en Gonzáles Chaves, Mayor Buratovich y Villa Iris.
Llegaron a vender 250 plataformas en todo el país.


sábado, 5 de abril de 2014

Rector


Emilio F. Callegari Bettiol, un hijo de agricultores nacido en Casilda en 1914, era una persona con gran voluntad e iniciativa. Tenía 5 hermanos más, cuyo padre estaba muy enfermo.
En una oportunidad, un tío le ofrece trabajar en un campo de Gigena, provincia de Córdoba. Allí compró dos cosechadoras Druett, ya que trabajaba como contratista y al poco tiempo se independizó de su tío.
En abril de 1947, vuelve a Casilda y un hermano le propone explotar conjuntamente un campo.
Al terminar la segunda guerra mundial, surge la necesidad de la mecanización del agro y Don Emilio abre un taller metalúrgico dedicándose a la reforma de máquinas cosechadoras de arrastre para convertirlas en automotrices, encontrando en esta experiencia la senda que habría de conducirlo a un emprendimiento mayor.
Don Emilio le propone a un amigo de apellido Fornero, la fabricación de una cosechadora, el cual no accede a su pedido, tratándolo de "loco".
Para asegurarse de tener suficientes fondos, vende una cosechadora Druett de su propiedad, para poder, con ese dinero, comenzar con la fabricación de cosechadoras.
Así es que en 1949 construye de su propio ingenio su primera cosechadora automotriz, que al quedar demostrada su eficiencia en las pruebas de cosecha, hace que en 1950 instale su establecimiento para la fabricación en serie de un nuevo modelo de cosechadoras.
Éstas fueron fabricadas en la calle Vicente López al 2200; dos unidades vieron la luz y ambas fueron vendidas a dos personas del mismo apellido pero sin parentesco alguno: Los señores Chiconi, uno de Arequito y el otro de la provincia de Córdoba (éstas máquinas salieron con el nombre de Emilio Callegari).
Ante el crecimiento, seguidamente, compró un terreno, el cual levantó su fábrica (hoy ocupada por la empresa "Gentili"). Los comienzos fueron duros, con sólo tres empleados pero llegando a tener 150 obreros en su mejor etapa.
La sociedad que en 1955 se formalizó con Emilio Callegari fue el Establecimiento Industrial Rector S.A.C. Y F., siendo el nombre Rector la marca que llevaría estampada cada máquina que saliera de su fábrica. Posteriormente lanzan al mercado las máquinas llamadas mixtas, también automotrices, que podían emplearse en cosecha de grano fino (trigo, lino, etc.) y, con el recambio de accesorios y plataforma de recolección, se convertían en cosechadora de maní.
También fabrican las plataformas para cosechar maíz aplicable a todas las cosechadoras.
Finalizando la década del '50 trabajaban en este establecimiento más de 70 obreros y empleados en todos los órdenes de dicha empresa, siendo sus titulares el fundador, Emilio Callegari, Jerónimo P Coirini, Adelqui Calcaterra y Enzo Citadini.
Se produjeron cerca de 1000 unidades, cuyos puntos de venta más importantes fueron Almafuerte, Bahía Banca, Berrotarán, Tucumán, Río Tercero, Azul y Salta, entre otros.
Cabe destacar que Callegari fue el creador de la emparvinadora de maní.
Rector cerró sus puertas en 1978.

(extraído, en parte, de Reinas Mecánicas - José María Barrale).

jueves, 3 de abril de 2014

Golondrin

 
Golondrín es una empresa familiar que despliega sus actividades fabriles en la ciudad de venado tuerto, al sur de la provincia de Santa Fe.
Testigo e intérprete de la rica geografía de la pampa húmeda, Golondrin se consagró al desarrollo, fabricación y venta de implementos agrícolas: máquinas pulverizadoras, clasificadoras de semillas, curadoras, pulseadores de bolsa, trieurs, norias y cintas transportadoras. En sus inicios, la incipiente empresa se dedicaba únicamente a la producción de pulverizadoras, y contaba sólo con cuatro empleados. En ese entonces, el mercado de maquinarias agrícolas apenas si era una industria emergente. El resultado del sacrificio, e inventiva de Golondrín, fue poder desarrollar y posicionar a la empresa con el transcurso de los años.
El mercado -en aquel tiempo- se encontraba muy segmentado, y por lo general, cada una de las empresas se limitaba a ofrecer sus productos en las provincias en donde se encontraban asentadas. Pero también es preciso recordar que en el momento de la fundación de Golondrín, la pulverización se hacía anual, y únicamente sobre determinado tipo de cultivos. Por eso el mercado era tan acotado. En cambio, en la actualidad, se mantiene activo la mayor parte del año.
Simultáneamente al crecimiento y desarrollo del mercado de maquinarias agrícolas, Golondrín iba creciendo y posicionándose cada vez más dentro del sector. Se fueron incorporando nuevos productos, como la clasificadora de semillas, las cintas transportadoras y el trieurs, entre otros, así como también se fueron ampliando las zonas de venta en el resto del país.
Hoy en día Golondrín es una de las marcas más reconocidas y mejor posicionadas a nivel nacional, debido a su trayectoria y a su dedicación constante, con el propósito de lograr la fidelización y satisfacción del cliente.
Una planta fabril de más de 30.000 mts2 y personal comprometido con el quehacer diario, son representados de manera eficaz por concesionarios estratégicamente ubicados, insertando a la marca en diferentes geografías a lo largo y ancho del territorio nacional, y aún más allá de nuestras fronteras, en países limítrofes que le abrieron sus tranqueras a estos prestigiosos implementos agrícolas.

martes, 1 de abril de 2014

Forzani

En 1936, se construye la primera cosechadora automotriz. Y fue acá, en Zenón Pereyra, fabricada por la firma Osvaldo y Atilio Forzani S. R. L., con la marca “Forzani”.
Los pioneros y creadores de tan notable equipo para la industria agrícola, eran oriundos de la vecina localidad de Esmeralda. Ellos, antiguamente, explotaban la usina y la fábrica de hielo locales. Posteriormente, con el correr de los años llega la cooperativa y el sistema eléctrico intercomunicado, y la usina dejó de funcionar. Los emprendedores hermanos toman el rumbo metal-mecánico que brindó a la industria nacional algunos de sus mejores productos. Todavía hoy, hay personas que identifican a Zenón Pereyra con esta marca.
En esta fábrica trabajó mucha gente. El dinero quedaba en el pueblo, ya que todos sus empleados cobraban puntualmente y lo invertían en el comercio local, en la compra de televisores, heladeras, etc. La empresa siempre se mantuvo con recursos propios porque la ganancia era volcada en inversiones de materiales y demás.
La primera unidad cosechadora, se vendió en 1937 al Sr. Juan Broda. La misma tenía motor internacional MW a magneto y a manija agricolera. Otros motores fueron colocados: Continental, Mercedes Benz 1112 y 1114, Ford Thames, Perkins 4 cilindros. Se colocaba lo que se conseguía en el mercado, considerando las restricciones de su aprovisionamiento por la contienda mundial.
El peso de la máquina era de cuatro mil doscientos kilogramos, para cosecha fina. En un año la fábrica alcanzó la producción de cincuenta unidades. La marca ofrecía una amplia gama de máquinas y equipos para la agricultura. Además de las mencionadas cosechadoras de granos, fabricaba enfardadoras de pasto de arrastre, enfardadoras de pasto automotrices, tolvas graneras, recolectoras de cereales, desparramadores de paja, y cabezales girasoleros. También colocó cosechadoras orugas para pantanos, marca ‘Urvig’, las cuales fueron vendidas para las zonas arroceras de la Provincia de Entre Ríos.
La cantidad de empleados llegó hasta un pico de cincuenta, cifra muy importante para un pueblo como Zenón Pereyra. La última cosechadora fue fabricada en 1969 y adquirida por el Sr. Francisco Bovo. En 1981 se indemnizó al personal remanente y se procedió a su cierre. No hubo salvataje, no hubo políticas de rescate para las familias despedidas, perdiendo el pueblo la única industria de ese momento. Lamentable, el cierre de una empresa líder ubicada en la región agrícola por excelencia en el centro de la pampa húmeda que tampoco importunó a los gobiernos de turno. Estos hombres cuyo único aprendizaje fue el trabajo y su enorme dedicación e ingenio, eran muy prácticos y realmente artesanos, pero desgraciadamente no eran ni financistas, ni políticos. El cierre de las industrias de origen nacional, como fue este caso, fue un anticipo de lo que luego, en épocas más recientes, llevaron al país casi al abismo económico. Si bien breve, este es un sincero y merecido homenaje a estos genuinos emprendedores.
Los Forzani pertenecieron a la época donde soñar no era imposible. . . Y merecen un sitial de honor.

Vista de la planta de Zenón Pereyra