viernes, 31 de enero de 2014

Giubergia

Si continuamos tras los pasos de estos pioneros y retrocedemos al año 1933, nos encontramos con un chacarero cordobés (nacido en la localidad de Oliva), don Santiago Giubergia, que llega a la ciudad de Venado Tuerto, departamento General López de la provincia de Santa Fe, donde instala una herrería para reparaciones de implementos agrícolas, en la calle Chacabuco al 900.
Allí, con la ayuda de su esposa y trabajando de sol a sol, fue ampliando sus actividades lo que le permitió seis años después, junto a su cuñado, instalar un nuevo taller en las calles Moreno y Maipú y con 4 o 5 empleados, fabricar recolectores de cereales.
De esta manera llega al año 1942 en que efectúa la primera reforma de una corta trilla Massey Harris Nº 11 de arrastre, transformándola en automotriz y, en 1944, fabrica su primera máquina, también automotriz pero de diseño total propio con la marca Giubergia, contando entonces con 50 obreros.
Ya en 1946, más precisamente un 1° de julio, forma la sociedad de estilo cooperativista, asociando a 12 empleados y obreros con un capital social de pesos moneda nacional doscientos mil, $ m/n 200.000, que al finalizar el primer ejercicio se elevo a $ m/n 400.000.
En el año 1951 fabrica 57 cosechadoras y 185 recolectores de girasol efectuando algunas ventas a Chile.
En 1953 hace un valioso aporte a la agricultura al lanzar al mercado su nueva plataforma juntadora de maíz aplicable a las cosechadoras, contándose cien unidades de este tipo en ese periodo.
El franco progreso lleva al cabo de algunos años a formar una importante industria con centenares de obreros y alta producción de maquinarias.
Giubergia muere el 1° de Marzo de 1965. Quienes lo conocieron como empleador, como empresario industrial, como un vecino más de Venado Tuerto y como hombre, serán los mejores testigos de su incuestionable nobleza y hombría de bien.
Ya fallecido Don Santiago, una nueva planta industrial se levanta a mediados de la década de 1960 en un predio frente a la Ruta Nacional 8.
De allí, durante años, salen miles de unidades hacia todas las zonas agrícolas del país hasta su cierre definitivo en 1979.
Fuera de la actividad metalúrgica e industrial, fundó la Villa de "Alpa Corral", aledaña a Río IV, que actualmente cuenta con un moderno hotel y hostería, lugar propicio y predilecto de muchos venadenses para el descanso veraniego.
También, en la faz social, tuvo destacada actuación en la fundación del Club Sportivo Giubergia, de amplia resonancia nacional a través del deporte de bochas.
Una calle paralela a Ruta Nacional N° 8 del Parque Industrial "La Victoria", identificada en el Anexo I como calle "A" en todo su recorrido de SE a NO, lleva su nombre como reconocimiento a su memoria y trayectoria.

COSECHADORAS FABRICADAS
GIUBERGIA FAVORITA
GIUBERGIA FURIA
GIUBERGIA PREFERIDA
GIUBERGIA SUPER
GIUBERGIA SUPER GG
GIUBERGIA SUPER G-66

miércoles, 29 de enero de 2014

Druetta

Don Miguel Druetta, era hijo y nieto de inmigrantes que hacia 1870 se afincaron en Colonia Santa Teresa, llamada Totoras, en la provincia de Santa Fe (a 60 km de Rosario).
Se inicio de muy joven en el trabajo con maquinas trilladoras, allí en los campos que los vieron nacer, llegando a tener un profundo conocimiento sobre las maquinarias, a tal punto que lo llevaran a inventar en 1923, el “recolector de cereales”, que previamente se cortaba para su secado y que quedaba en hileras en el campo, luego, ya seco, este cereal era posible levantarlo con la cosechadora gracias a este recolector.
Pocos años después, ya instalado en Buenos Aires y en la campaña de cosecha de trigo año 1929/30, probó con éxito otra invención suya, la autocosechadora de cereales con plataforma de corte al frente. Este modelo de maquina automotriz fue la primera en el mundo en su tipo, siendo contemporáneo de Rotania en la creación de maquinas con transmisión de mando propio a las ruedas motoras.
En los años 1951/52 surge otra creación suya, esta vez para solucionar el problema que representaba la juntada de maíz, al presentar su modelo de plataforma recolectora de maíz aplicable a las cosechadoras, fue un invento y como también lo hicieron sus contemporáneos Santiago Giubergia y Roque Vassalli, siendo así que tres santafesinos fueron quienes revolucionaron la mecanización agrícola en la cosecha de maíz y que repercutió no solo a nivel nacional sino mundial pues años después otros países de avanzada optaron por este sistema.

Fue inventor de la cosechadora automotriz que llevaron la marca “Druett” con su fábrica instalada en Ciudadela (Buenos Aires) pero a fines de los años 30, vende su fábrica y se asocia con otra empresa, lanzando al mercado un nuevo modelo de cosechadora y una enfardadora con marca Draumaq, posteriormente junto a los Sres. Rasatti y Cristófaro se forma la empresa R. Y C. S.A. que fabricaron en las instalaciones en ciudadela y en Arrecifes, las cosechadoras que llevaron la marca “RYCSA” hasta su liquidación a mediados de los 60, don Miguel continúa por sus medios con una nueva máquina que llevará la marca Druetta, en la que hasta 1985 se fabricaron cosechadoras, recolectores, hileradoras y otros productos de la firma.
Diseñaron y fabricaron para "Las Marías" de Gobernador Virasoro, 5 unidades en calidad de prototipo de cosechdoras de té.
Además, para empresas como Dekalb, Cargill, Forestal Pergamino, La Plata Cereal, autocosechadoras deschaladoras de espigas de maíz para semillas, para ser secadas posteriormente.
Una firma salteña ocupada en la cosecha de poroto le solicitó que ideara y construyera una arrancadora hileradora (de planta de porotos), la que fue entregada a dicha firma, que posteriormente, la desarrolló desconociendo su destino final.
También produjo carrocerías graneleras de diseño original para alimentos balanceados, totalmente mecanizadas hidráulicamente y montada sobre camión. Se llegaron a producir unas 25 unidades.
El mismo establecimiento, en búsqueda de tenerlo en actividad, construyó mástiles metálicos para antenas de radio y televisión.
Miguel Druetta falleció a los 84 años.

lunes, 27 de enero de 2014

Pla

HISTORIA El Grupo PLA conforma un conjunto de empresas dedicadas a la producción de maquinaria, implementos y servicios relacionados al agro.
Es el resultado de la evolución comercial y productiva de una empresa familiar, que gracias al ímpetu innovador que la caracteriza dejó marcas en la historia moderna de la agricultura nacional implementando tecnología nunca antes utilizada.
En 1975 se fundó PCY en Las Rosas, provincia de Santa Fe. El perfil creativo de uno de sus fundadores, Juan Carlos Pla, comenzaba a sobresalir en sus productos: fueron los primeros en el país en crear elevadores de cereales para los puertos. Hasta ese momento, lo barcos cargaban el cereal en bolsas.
Pero dos años más tarde, un acontecimiento se convertiría en un hito en la empresa: a pedido del establecimiento Las Marías se construye un chasis elevado sobre el que se montó un tractor, con un despeje de 1,40 metros, para cultivos de Té.
Este hecho representó la génesis de lo que luego sería el producto emblema de la compañía, aquel que la llevaría a ser reconocida en mercados de todo el mundo por su calidad y tecnología.
Un año más tarde, en 1978, PLA fabrica la primera pulverizadora autopropulsada de Latinoamérica.

Afianzando el rumbo. Tecnología e innovación.
La investigación, la creatividad y la curiosidad iniciales siguieron su rumbo. PLA imponía su sello innovador en toda su gama de productos, obteniendo novedades como los equipos de arrastre con levante hidráulico y los primeros pulverizadores de tres puntos en los años consiguientes.
Esto le valió el reconocimiento del mercado argentino y el definitivo liderazgo en el rubro de pulverización, comenzando a incursionar con éxito en mercados internacionales.
Finalizados los años 80, la empresa se encuentra afianzada y madura, desarrollando su ingeniería en equipos de mayor precisión y diversidad.
Así es que en 1993 PLA lanza al mercado su sembradora con sistema auto tráiler, siendo pioneros en desarrollar e implementar esta novedosa característica en Argentina, hoy adoptada por numerosas empresas competidoras.
En 1999, PLA da nuevo testimonio de su compromiso creativo y sorprende fabricando la primera pulverizadora con piloto automático del mundo.

Nuestro destino: el mundo.
Durante la última década el grupo desarrolla una marcada tendencia hacia la globalización de sus productos. Con la apertura de PLA do Brasil durante 2004, una planta fabril que en la actualidad cuenta con más de 100 empleados en la ciudad de Canoas, la maquinaria PLA tiene presencia privilegiada en una de las economías más importantes del mundo.
Esta política se mantiene a través de alianzas con empresas multinacionales para desarrollos conjuntos de tecnología y también exportando a mercados líderes de los cuatro continentes, como Australia, Sudáfrica, países Europa del este y México.
En la actualidad, PLA cuenta con una nueva planta en Las Rosas, agregando 8000 m2 cubiertos a las ya existentes. Otra señal del crecimiento de la marca, que recientemente incorporó al Grupo Pampa Management Capital como inversor estratégico para seguir ampliando horizontes en diferentes mercados internacionales.

MODELOS PRODUCIDOS
MAP II 2850 BT - 2100
MAP II 2850 BT - 2625
MAP II 2850 BD - 2100
MAP II 3250 BT - 2100
MAP II 3250 BT - 2625
MAP II 3250 BT TN - 2100
MAP II 3250 BT TN - 2625
MAP II 3250 BD - 2100
MAP II 3250 BD - 2625
MAP II 3250 F BT - 2100
MAP II 3250 F BT - 2625
MAP II 3250 F BT TN - 2100
MAP II 3250 F BT TN - 2625
MAP II 3250 F BD - 2625
MAP II 3500 BT - 2625
MAP II 3500 BT TN - 2625
MAP II 3500 H BD
MAP II 4000 H BT 4x4
MAP II 4000 H BT TN 4x4
COSMO

sábado, 25 de enero de 2014

GEMA

Cuyas siglas eran Grandes Establecimientos Metalúrgicos Argentinos S.A. fue una fábrica de cosechadoras con asentamiento en Rosario, que estaba instalada en la zona oeste de Rosario (Eva Perón y las vías del FerroCarril) y fundada en 1943.
Representó y trajo las sembradoras Riboulleau con su sistema "Monosem", que funcionaba por succión. La turbina, al revés de Hummel, extraía el aire y de esta manera la semilla se pegaba al alvéolo pero desde el lado opuesto. Al salir al aire, caía. Después todas las fábricas lo fueron incorporando, y con diseños nacionales.

GEMA fue conjunción de dos antiguas empresas rosarinas: Torres y Valenti S.R.L. y Baronio y Melquiot S.R.L., siendo más antigua la primera ya que fue fundada en 1910. Don Luis Valenti, gran precursor de la firma, volcó toda su experiencia industrial en la nueva empresa y Melquiot fue la figura señera en la maquinaria agrícola de su concepción llevando su sello como garantía de eficiencia tan apreciada en las chacras argentinas. La nueva planta industrial instalada en Av. Córdoba 5856, Rosario, produjo durante muchos años máquinas herramientas "GEMA" para industrias y en el rubro agrícola se destacaron las máquinas desgranadoras de maíz modelo 8 T, las enfardadoras de paja de trigo automotrices para la empresa Celulosa Argentina, y las cosechadoras automotrices mod. M40, todas ellas identificadas con la marca "Gema sistema Melquiot".
En los finales de los 50' y comienzo de los 60', 380 obreros trabajaban en sus talleres que cubrían 15000 m2. de superficie, produciendo cosechadoras (unas 350 unidades anuales), contando para su distribución y ventas con importantes agencias y concesionarios distribuidos en las más importantes zonas agrícolas del país.

Al igual que muchas, su destino fatídico fue la quiebra y el posterior cierre definitivo en la infame década de los 90. Actualmente, en esos mismos terrenos que antes acunaban a más de 700 trabajadores metalúrgicos hoy se levanta el complejo de Cines Village, el supermercado Carrefour, de capitales extranjeros y a 1 cuadra, la cadena de comidas rápidas Mc Donalds.

“Esta fábrica fue la primera en el mundo en producir máquinas agrícolas, cosechadoras, trilladoras”, “Aca la máquina era muy buena porque tenía dos limpiezas. Ahora creo que viene con una sola limpieza. Esto equivale a que el cereal se limpiaba 2 veces. Uno tiene que pensar que la máquina es cómo una fábrica”, agrega, mientras explica todo el sistema de trilla con una fascinación que contagia. Alguien dijo, alguna vez, que el trabajador metalúrgico lleva su oficio en el alma. A Pachuco se le nota en cada gesto, cuando mira con nostalgia el almanaque antiguo de la GEMA o la foto en blanco y negro en la que se lo ve junto a sus ex compañeros de trabajo. “El gordo Perez era un hippie adelantado”, recuerda entre risas. “Venía con los pelos largos y los pantalones hecho girones”. Con dignidad, Pachuco defiende la historia de esa fábrica a la que le dejó casi toda una vida, orgulloso de contar cómo se trillaba el cereal por aquellos tiempos.

Guillermo, por su parte, trabajó durante más de dos años. Ingresó a los 14 cuando apenas terminaba la escuela técnica de la Nación Nº 40. “Nosotros salíamos de la escuela fábrica de la Nación, con un 3° año, que sería un experto, y la fábrica estaba conectada con la escuela. Era como una continuidad”. Según Pachuco, más del 50% de la “gente grande” ha entrado como aprendiz, porque “recién comenzaba a haber trabajo”. Los 2 coinciden en que la fábrica cobijaba a sus empleados siguiendo un estilo paternalista, un modelo fabril que parecía implementarse, más allá de GEMA. “Yo entré cuando había perdido a mi padre. A los 14 años uno empieza a crecer ahí. Y entonces, los oficiales lo cobijan como si fuera hijo de ellos. Yo me crié ahí adentro”, dice Pachuco.

“Había mucho compañerismo”, expresa Guillermo, revalorizando los lazos sociales que las fábricas, en su conjunto, supieron construir, sobretodo durante los años del peronismo, como afirma Pachuco. “Antes no había ninguna protección para el trabajador”. También destacan, los 2, la importancia de contar en esos tiempos, con una fuente de trabajo al terminar la escuela técnica. Ahora “están las pasantías”, sentencian.
Imagen de la fábrica (Córdoba y Rouillon)

El ritmo: La gran mayoría de los empleados de GEMA eran los propios vecinos del barrio. A ellos cobijaba durante las noches y las madrugadas, cuando sonaba la infaltable sirena anunciando la entrada a la fábrica. El ritmo de trabajo era de turnos de 4 horas y había, como en toda fábrica, diferentes secciones. Todo un corazón fabril latía en barrio Azcuénaga y la mayoría de los vecinos apelo a ese latido para poder sobrevivir. Cuando cerró, algo se detuvo en el barrio a pesar del aturdido sonido de alta fidelidad que actualmente ofrece el complejo de cines Village. El mismo sonido que Pachuco dice no poder soportar.

Guillermo señala, nuevamente, el vínculo de la fábrica con la escuela. “Cuando terminábamos el ciclo básico, después íbamos de noche. Entonces, la empresa GEMA nos dejaba salir una hora antes para que llegáramos a tiempo a la escuela para que siguiéramos el ciclo técnico de noche”. Además, a medida que se avanzaba en los años de escolaridad, el sueldo aumentaba. “La fábrica nos iba aumentando el sueldo cada año, eso era por ley”. Y agrega Pachuco “los chicos que se recibían de técnicos ocupaban cargos ahí”. En las escuelas técnicas se hacía la parte teórica y la parte práctica, destaca Guillermo. “La empresa misma se ocupaba de garantizar la educación del trabajador”.

Por otra parte, en el barrio se logró levantar el club Tucumán gracias al aporte invalorable de la fábrica. “Acá en el barrio tuvimos un gran beneficio con GEMA, porque acá teníamos un club de barrio que no era nada. Pero cuando GEMA necesitó más espacio compra todo y le ofrece al club un terreno que es donde actualmente está. Entonces cuando se funde, yo conozco mucha gente que lo sintió mucho por esa causa”, expresa Guillermo quien recuerda una anécdota particular, casi como un aprendizaje de vida. “Teníamos un capataz que no me dejaba aprender a soldar. Así todo, yo aprendí a soldar. Acá en Gema se fabricaba en una época unos cilindros grandes que tenían ejes donde ponían los rayos. Los soldadores ya lo habían soldado todo, pero se habían olvidado de soldar adentro del tambor. Para soldar allí dentro tenías que ser chico, y uno de los soldadores dijo “por qué no lo mandas al pibe”. El único que entraba entre los rayos del tambor era yo, y el capatáz me tuvo que llamar a mí.”

El cierre: en 1992 se produce el cierre de la fábrica, construida al calor de la década del 40'. Así lo recuerda Pachuco. “Perkins nos traía camionada de motores en la época de auge y se ve que endulzó al hermano del viejo Valenti. Entonces, le dio un montón de motores y la fábrica no pagaba. En un momento determinado Perkins se quedó con la fábrica porque los ingleses no son tontos. Asi que, se quedaron con la fábrica. Después vino un tipo que le puso un montón de bondades a la fábrica, después del 70', pero la mayor cantidad de acciones la tenía Perkins. En un año determinado se la dio a 4 fascinerosos que la trabajaron durante 4 años, sacaron créditos y no pagaron más y la fábrica quebró. Yo lo escuche en una reunión que teníamos “fulano si no le pagamos la máquina que debemos no nos dan más cabida.” Después, la fábrica fue rematada con todo su capital por “$.1300000”, recuerda Pachuco. “Yo al principio no le creía”, dice este hombre de 75 años quien defendió su fuente laboral hasta el último día. “Yo me puse mal cuando empezaron a derrumbar los galpones”, ubicados detrás de la cuadra donde Pachuco vivió toda su vida. Los vio construirse lentamente y hasta puso manos a la obra en las canaletas de esos mismos galpones. Después, le toco la triste hora de verlos caerse a pedazos.

Sin embargo, antes del derrumbe, Pachuco apelo a la fotografía para retener algo de lo rematado por un puñado de pesos que nada compensa a los cientos de trabajadores que quedaron en la calle en los años 90. "Muchos de ellos terminaron trabajando en estaciones de servicio o en otro lado”. Esa foto muestra la torre de Gema con su símbolo, la G con las espigas de trigo y la República Argentina en su centro.

Foto: Facundo LU6FPJ

GEMA producidas en Argentina

MODELOS PRODUCIDOS
 
GEMA GM-53
GEMA HG-16
GEMA-Melquiot M-40
GEMA-Melquiot
GEMA B8
GEMA 90
GEMA 1000

jueves, 23 de enero de 2014

Rotania

Don Alfredo Rotania, llegó a la Argentina junto a sus hermanos en el año 1911, radicándose en Sunchales, Santa Fe e instala un taller de maquinas agrícolas en la misma localidad para atender las necesidades de la zona, se asocian sus hermanos, Miguel, Fernando y Enrique, dedicándose entre los años 1920 a 1930 a la reparación de maquinas agrícolas, motores y autos Rugby y Durant junto con la fabricación de elementos para maquinas trilladoras de vapor (en 1923 con la invención de un tubo lanza paja que se anexaba a las trilladoras a vapor), a su vez se dedicaban a la explotación de este tipo de maquinas trillando parvas de trigo y lino, llegando a tener cuatro equipos, siguiendo después con la fabricación de maquinas corta trillas de arrastre a caballo o a tractor. Esta experiencia da origen a que estas máquinas podrían desplazarse por sus propios medios.
Don Alfredo comienza sus experimentos en 1927, consiguiendo su propósito al crear una maquina llamada "Espigadora-Trilladora con adaptabilidad de un tren automotriz en el rodado delantero”.
El 18 de diciembre de 1929 crearon la primera cosechadora autopropulsada del mundo, certificada bajo las patentes de invención Nº 32397 y 35472. Utilizaban su propia fundición. Además los saca pajas, los cabezales para maíz y girasol eran marca Rotania.
La primera cosechadora automotriz del mundo se hizo en Argentina. La invención ofrecía motor Hércules y diferencial Chevrolet. La misma hoy reposa en la ciudad de Sunchales, como recuerdo de la gran invención que crearon estos gringos, quien lo diría, de Sunchales para el mundo, de la Argentina para el mundo. Del matrimonio Rotania-Panero nace Enzo Rotania.
Enzo fue presidente de Rotania muchos años, y además fue el creador de la Rotania Nº 8., marcando así el fin de la tracción a sangre en los trigales. La marca Rotania alcanzó meritorio prestigio en los campos de la Argentina y en otros países sudamericanos a través de millares de unidades producidas, llegó a tener más de 400 empleados en la planta de 16000 metros cubiertos.
La venta funcionaba a través de créditos bancarios. Los lugares de venta mas comunes eran Córdoba, La Pampa y Entre Ríos, dentro del país.
La empresa Rotania Hnos. fabricó elementos muy importantes para el desarrollo de la época, dentro de sus invenciones y desarrollos podemos mencionar la máquina para cortar barras de manteca para la empresa Sancor, tractores, motoniveladoras, autohileradoras, niveladoras de arrastre, plataformas recolectoras de maíz, equipos poroteros, equipos sojeros y molinos de viento.
En 1956 la fábrica pasó a ser propiedad de los hijos de los fundadores, quienes siguieron la tradición. Produjo maquinarias para el país a través de más de 60 concesionarios, y también para Brasil, Uruguay, Paraguay, Venezuela, Bolivia y República Dominicana.
Desgraciadamente, la política de apertura indiscriminada de importaciones impulsada en la década de 1990 hizo que esta empresa tan importante deba cerrar sus puertas después de años de prestigio.
Hoy, la alemana Claas ocupa el predio de La Rotania en Sunchales y ha mantenido parte de la historia de Rotania.

MODELOS FABRICADOS
Autihileradoras H3 con plataforma a caracol o lona.
Motoniveladoras M4 de 14 TN, M3D de 12TN.
Motoniveladora de arrastre, N1.
Tractores Supremo 30, M2 de STN.
Picadoras de forrajes integrales, tres modelos.
Tractores articulados 200 y 200/160
Cosechadoras automotrices NSC 16 pies. N8 S/C.
Cosechadoras automotrices N8 SC 15 pies, N8 S7S.
Cosechadoras automotrices Posi 4 Trac DT (para arroz).

martes, 21 de enero de 2014

Araus

En la localidad de Noetinger, Córdoba, se instalan con un taller los señores Araus Hnos. para fabricar máquinas cosechadoras de cereales y juntadora de maíz automotrices. Sus comienzos en la mecanización agrícola se inician en Armstrong, Santa Fe, cuando los hermanos Julián, Romualdo y Tomas Araus, en su chacra, se dedicaban a reparaciones de maquinas, siendo en el año 1942 que construyen una cosechadora automotriz con satisfactorios resultados.
Años después (en 1948), ya instalados en Noetinger emprenden la fabricación en serie llegando años después a ser una de las mas importantes fabricas del país.
Durante la década del 70' y principios de los 80's, llegó a exportar cosechadoras (como se puede ver en la imagen de la derecha).
Usando motores Deutz durante cierto tiempo, su nombre cambió a Araus-Deutz, usando el clásico color verde de esta última ya que había sido comprada por la filial local de Deutz en Argentina y posteriormente cerrada por esta en 1999.
Tras la desaparición de Araus, en 2003 METALFOR adquiere la planta industrial perteneciente a la firma Agco Argentina S.A. (Ex Araus), la misma cuenta con una superficie total de 60.000 m2 y 15.000 m2 cubiertos.
Trasladó toda la producción de equipos de arrastre, frutales, agro partes y además crea su primera cosechadora Metalfor modelo “Araus 1360”, así quedando el nombre "Araus" unicamente como modelo nomás de Metalfor, aunque también usado como submarca llamándose así Metalfor-Araus para los productos fabricados en la planta de Noetinger.

http://www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente.asp?fundamentos=si&numexp=7283-D-2006

http://www.agroterra.com/foro/foros/maquinaria-agricola-f13/maquinas-de-argentina-brasil-y-sudamerica-t18590-24.html#p462788

MODELOS FABRICADOS
Araus A-152 / A-252
Araus 190/2
Araus 210
Araus 350
Araus 380 DT
Araus 410
Araus 400
Araus 500
Araus 505 DT / 505 DTH
Araus 510 XR
Araus 510 Gigante
Araus 530-Gigante/2
Araus 610
Araus Máxima

domingo, 19 de enero de 2014

AGCO

AGCO Argentina S. A.
Para hablar acerca de la marca AGCO, hay que retrotraerse a la instalación de DECA S.A. (Deutz-Cantábrica, fusión entre KHD y La Cantábrica) la cual se establece en la localidad de Haedo, Provincia de Buenos Aires fabricando la línea de tractores Deutz, Deutz-Fahr y Deutz-Allis, las cuales también tendrán su espacio aquí.
El uso del nombre AGCO-Allis data del año 2001, reemplazando a los Deutz-Fahr, manteniedo el característico color verde, aunque la producción en la planta de Rosario comenzó en 2006. Cabe aclarar que la planta rosarina es propiedad de Baden SA, ubicada en Juan B. Justo 7494, la cual realiza corte plegado planchado de chapas, cabinas para máquinas agrícolas y tractores además de línea de producción y montaje final.

Producción local y modelos la producción de los tractores AGCO Allis Serie 6.A incluye los modelos 6.110, 6.125, 6.135, 6.150, 6.175, 6.190 y 6.220, abarca desde los 110 HP a los 212 HP de potencia. Dicha producción es un proceso integrado de las plantas industriales de Haedo (provincia de Buenos Aires) y Baden, ubicada en Rosario (Santa Fe). La Serie 6.A está equipada con los motores Deutz 913 de renovado diseño, enfriados por aire. El motor cuenta con importantes avances en los sistemas de inyección y combustión lo cual destaca su notable tradición de bajo consumo, sin importar el nivel de carga del motor.
Tras casi una década de importar productos desde Brasil, Francia, Estados Unidos y otras latitudes, e instalada en 1996 en Argentina, inicia su producción nacional de tractores en 2006, bajo la marca Agco Allis a través de un Joint Venture con la empresa Baden, de Rosario. El tractor posee un contenido nacional de alrededor del 80% y es el de mayor integración del país. En la Argentina emplea a 150 trabajadores.

2006: Comienzo de la producción Agco Argentina S.A. comenzó la producción de sus tractores Agco Allis Serie 6. de alta potencia en nuestro país. El anuncio se hizo el miércoles pasado. El acto contó con la presencia de Felisa Miceli (Ministra de Economía), Miguel Peyrano (Secretario de Industria de la Nación), André Rorato (presidente de Agco Allis), Ricardo Turatti (gerente de Márketing de Agco Argentina) y José Luis Morena (gerente de Ventas y Márketing de Agco Allis). El programa de fabricación para el 2006 contempla 390 unidades de los cuatro modelos de la Serie 6 de Agco Allis, que se elaborarán en la planta industrial de Rosario, representando una facturación de $ 73000000 (60% del total de los tractores de la marca). La empresa estima duplicar este volumen en los próximos dos años incursionando en nuevos mercados fuera del país, básicamente en América del Sur.

La producción de las unidades, su comercialización y la atención posventa de estos tractores involucra en forma directa a más de 1600 empleados. Y de manera indirecta alrededor de media docena de proveedores de piezas e insumos. Por este motivo, la Serie 6.A de AGCO Allis es la de mayor porcentaje de integración de componentes argentinos. Estos tractores son fabricados en nuestro país por manos argentinas, que producen para la Argentina y para los mercados agrícolas más exigentes del mundo.
La transmisión de los tractores AGCO Allis, fabricada en la planta de Haedo, permite un óptimo aprovechamiento de la potencia en todas las tareas que la unidad realice. Además, provee una excelente relación peso-potencia que permite alcanzar una máxima adherencia de los neumáticos con mínima compactación.

En esta misma planta se produce la caja de velocidad para la Serie 6.A, totalmente sincronizada y diseñada para soportar un alto nivel de exigencia en el trabajo a campo. Ofrece también más de una velocidad para cada labor y condición de suelo. La lubricación forzada con aceite filtrado y enfriado incrementa la confiabilidad de componentes debido a que se logra una excelente lubricación de todos sus componentes. De esta manera el aceite logra conservar intactas sus características físico químicas, maximizando la vida útil de las transmisiones ante los requerimientos a las que se las somete.

2008: año de inversiones "Estaremos relocalizando en 2008 el resto de la línea que arranca de 60 y termina en los 125 caballos. Vamos a tener una línea muy completa con un programa que prevé superar los mil tractores", dijo Sendoya. "Claramente, los tractores que estamos trayendo a la Argentina bajo marcas Challenger o Massey Ferguson con la línea 6400 son de muy alta tecnología, que utilizan componentes desarrollados en Europa, como la transmisión variable (CVT) que representa un paso adelante del sistema Power Shift. Esa tecnología que está en las máquinas que estamos trayendo de Francia en un futuro no muy lejano va a ser incorporada a las máquinas que estamos produciendo en Brasil o ensambladas en la Argentina", comentó Sendoya.

El grupo AGCO en 2010 ensambló unos 650 tractores en el país, comercializados con la marca Agco Allis. Se trata de una línea tractores con potencias que varían entre 110 y 220 HP, con un grado de integración nacional que varía del 40 al 80%. Las trasmisiones y los ejes para estos tractores son provistos por la filial local de la italiana Carraro, desde su planta de Haedo.

Tractor número 3000 AGCO Allis anunció la fabricación del tractor n° 3000 en Noviembre de 2011. Bajó de la línea de montaje en Rosario el tractor AGCO Allis número 3000 que correspondió a una unidad del modelo 6.135 DT. Las fotos muestran la secuencia de armado en la última instancia de producción del tractor. Y la prueba ineludible del número de chasis.
Desde el 2006 nos venimos esforzando para producir más y mejor. Haber alcanzado este número es una muestra de que nuestros clientes siguen confiando en nosotros. Y de que todo el campo argentino sigue confiando en AGCO Allis Industria Argentina.

A fines de 2011, AGCO anunció la construcción de la planta de General Rodríguez, la cual alcanzará los 140 millones de dólares en 5 años; en ésta se incluye también desarrollo de proveedores, financiación a clientes y concesionarios. Así, la línea AGCO Allis fue trasladada por un muy corto tiempo a Gral Rodríguez, en la cual se dejó de producir, dándole paso a los primeros Valtra de origen nacional, junto con los Massey Ferguson.
Como se contempló la fabricación de tractores y motores, también la de cosechadoras: la primera será Massey Ferguson.

AGCO (Valtra - Challenger) fabricados en Argentina

AGCO ALLIS
AGCO Allis 6.110A
AGCO Allis 6.125A
AGCO Allis 6.135A
AGCO Allis 6.150A
AGCO Allis 6.175A
AGCO Allis 6.190A
AGCO Allis 6.220A

CHALLENGER
Challenger C660 / C670
Challenger 520C

VALTRA
Valtra BT150 / BT170
Valtra A990 Generación II
Valtra A 750 / A 850
Valtra E 600
Valtra E 500
Valtra AR 220
Valtra AR 175 / AR 190
Valtra AR 135 / AR 150


viernes, 17 de enero de 2014

Senor / Maag

Senor / GyR Senor / Grandes Máquinas Concepción del Uruguay S.A. /Maag

Juan y Emilio Senor se establecen allá por el año 1900 en San Vicente, provincia, de Santa Fe, con un taller de herrería dedicándose al arreglo de maquinas agrícolas y a la fabricación de carruajes de tracción a sangre. Posteriormente comienzan a trabajar en la trilla de cereales en parvas con trilladoras accionadas con motor a vapor, incentivo éste que los lleva, en 1920, a construir de su propio ingenio una maquina corta trilla de arrastre que es probada con éxito en la cosecha de trigo de ese año. Este resultado les permite en el año 1921 encarar la fabricación de este tipo de maquinarias con el nombre de Senor. Con esta marca reciben el merito de haber sido la primera fabrica sudamericana de cosechadoras que la consagro definitivamente en el agro por su fama y por la importante cantidad de unidades que a través de los años se fabricaban, contándose por millares. Se debe tener en cuenta que en los años 1960-1970 producían de 450 a 500 unidades al año de los modelos ya automotrices B3,J.E 40, J.E 50, además de otros implementos como recolectores de girasol y maíz contando con unos 700, obreros que trabajaban directa o indirectamente para la fabrica. En 1987 cerró sus puertas, pero fue recuperada años después en 1992 en Santa Fe mediante Gustavo y Rodolfo Senor que conformaron GyR SRL, la firma que tiene registrada la marca “Senor” al igual que el dominio de internet www.senor.com.ar

Senor Santa Fe se ocupó de despegarse de la firma uruguayense que explota la misma historia familiar que tienen en común e intentan aprovechar esos antecedentes para presentarse como una empresa sólida, cuando en rigor iniciaron sus actividades formalmente hace apenas un año, en febrero de 2011 según consta en AFIP.

Pero antes, en 2009, en un encuentro de trabajo concretado en Concepción del Uruguay, el gobernador Sergio Urribarri definió junto al empresario Ricardo Senor la radicación de la fábrica de cosechadoras de la firma Senor en esta ciudad entrerriana.
Esta marca legendaria, la de la primera cosechadora de la historia latinoamericana, estará en la provincia. “Entre Ríos es hoy la provincia con mayor empuje económico, con un gobernador que está promoviendo la radicación de empresas y la generación de trabajo, que mira al mediano y largo plazo y no sólo en la coyuntura. Entonces, eso hace que decidamos la radicación”, dijo el directivo de la centenaria empresa santafesina, Ricardo Senor.
“Este proyecto está en proceso desde febrero, en que venimos trabajando con la Secretaría de la Producción de la provincia, el municipio y el gobierno, y hoy fue el cierre para definir su instalación. Vinimos a hablar con el gobernador quien nos da todo su apoyo en los trámites que estamos haciendo para hacer factible la radicación en Concepción del Uruguay”, explicó el directivo.
Senor precisó que en principio la planta será para la fabricación de cosechadoras, pero adelantó que la idea para el futuro es producir también otras maquinarias como tractores y máquinas viales.
En la empresa metalúrgica “trabajarán en principio 22 operarios en forma directa, llegando al fin del primer año a 40 empleados, y a partir de que se vaya desarrollando comercialmente iremos tomando a más”, contó Senor, quien señaló además que se tercerizará toda la producción primaria en firmas locales, por lo que “va a haber también mano de obra indirecta”.
Dijo que la empresa se instalará en dos etapas. La primera que será en galpones alquilados en el puerto, y la segunda prevista para el año 2010 en que se construirá una planta en el parque industrial donde ya se ha reservado el predio. Agregó el empresario que la producción abastecerá al mercado interno en principio y externo en el futuro, y destacó la visita que hará presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el próximo viernes a Entre Ríos “para poder establecer los vínculos comerciales que permitan venderle a ese país”.
El primer año tendrá una producción de 20 cosechadoras, lo cual se prevé ir aumentando en forma proporcional, año a año, dependiendo de la demanda del mercado.

Así en la actualidad, tenemos a Senor Santa Fe y a Grandes Máquinas Concepción del Uruguay S.A. que explota también el histórico nombre junto al de Maag para las cosechadoras. Paradoja del destino de una empresa pionera ahora dividida en dos y en diferentes provincias del país.



http://www.acercarweb.com.ar/cosechadoras.htm

miércoles, 15 de enero de 2014

Proaso S.A.

Nace de una asociación entre 16 empresas del sector. La firma lleva el nombre de Proaso SA, que ya reservó terrenos en el área industrial de Armstrong.
El prototipo estaría terminándose dentro de un año. Una asociación entre 16 empresas del cluster de maquinaria agrícola, la mayoría de ellas ubicada en Armstrong, avanza en el proyecto de fabricar una nueva cosechadora argentina a partir de 2006.
Para tal fin ya fue constituida la empresa, que lleva el nombre de Proaso SA, y que actualmente está en la etapa de desarrollo del prototipo, que se piensa finalizar el año que viene. El proyecto es de suma utilidad para la economía nacional, ya que actualmente la Argentina produce, según datos oficiales del primer semestre de 2005, sólo el 24 % de lo que se vende en el mercado interno. El resto se importa, fundamentalmente desde Brasil.
La información fue confirmada por Rogelio Magnoni, titular de la empresa fabricante de sembradoras Erca, de Armstrong, y al mismo tiempo presidente de Proaso SA, y por Miguel Degra, gerente del Centro Comercial e Industrial de Armstrong. 28 pies de corte Si bien aún no está definida la marca con que saldría al mercado, esta nueva cosechadora tendrá 28 pies de corte y está a punto de definirse un convenio con Scania para la provisión del motor, que tendrá entre 260 y 320 HP y que será traído desde Suecia y a través de Brasil.
La cosechadora, por ende, no estará entre las más grandes del mundo, ya que en Sudamérica no hay motores de 400 HP como para que tenga entre 35 y 40 pies de corte, como se están fabricando en Dinamarca, Alemania, Canadá y Estados Unidos.
Sin embargo, en el cono sur hay motores de suficiente potencia, como los Cummins, BMW M y Scania, que se adaptan perfectamente a las condiciones de estos campos. En efecto, la nueva cosechadora está pensada para satisfacer las necesidades del campo argentino, en primer lugar, aunque también se pretende la exportación en una etapa posterior.
Se hace con la idea de un sistema no convencional de trilla, que lo trajo Case a la Argentina hace más de 15 años, pero que se le venció la patente. Maquinistas argentinos habían trabajado mucho sobre ese sistema y lo habían logrado mejorar.
Un viejo proyecto El proyecto es una vieja aspiración del cluster de la maquinaria agrícola, que en principio nació como una asociación entre 34 empresas de Las Parejas y Armstrong pero que, en virtud de una escisión, ahora es impulsado por 16, la mayoría de Armstrong, aunque con otras de Tortugas, Fuentes y San José de la Esquina. "La idea es tener el prototipo listo el año que viene para probarlo", dijo Magnoni, "pero tampoco queremos crear falsas expectativas".
Por lo pronto, hay un grupo de maquinistas e investigadores trabajando en el proyecto y ya se hizo una reserva de terrenos en el área industrial para radicar la planta de producción, que según estimaciones todavía en el aire, podría llegar a fabricar 300 unidades en 5 años, lo que la posicionaría entre las líderes del mercado nacional. "No podemos nosotros hablar de capacidad de producción todavía, es adelantarse demasiado", dijo, sin embargo, Magnoni, quien aclaró que "se nos hace muy difícil a nosotros, empresarios pyme, hablar y pensar en términos de empresas grandes".
Promisorias perspectivas Cabe recordar que hace apenas un año los fabricantes de maquinaria agrícola (que hoy atraviesan por un buen momento, tras la crisis que sufrieron en los ’90), conformaron un clúster (agrupamiento o polo), que les permite a las empresas radicadas en Santa Fe y Córdoba el desarrollo de planes para mejorar su competitividad. Este emprendimiento, denominado Proyecto de Promoción de Clusters y Redes Productivas con Impacto en el Desarrollo Regional, brinda asistencia financiera, técnica y en materia de exportación para la concreción de proyectos que involucran a empresarios del sector metal-mecánico y agroindustrial del sur de Santa Fe.
Los dos nuevos convenios recientemente rubricados permitirán, por un lado, continuar con el desarrollo de una cosechadora axial (cuyo prototipo está siendo preparado por un grupo de industriales de Armstrong) y, por otro, la preparación de un show room, también en esa ciudad y otro en Marcos Juárez, Córdoba, para exponer equipos y herramientas ante la visita de delegaciones extranjeras.

lunes, 13 de enero de 2014

John Deere

Industrias John Deere Argentina S.A. es una empresa local de capital extranjero, subsidiaria de Deere & Company, la empresa líder en fabricación y comercialización de equipamiento agrícola a nivel mundial. Ha producido y comercializado desde 1958 una amplia variedad de maquinaria agrícola en el país (se remonta al año 1894), en principio comercializado y distribuido por la empresa Agar Cross.
John Deere se ha destacado desde entonces no sólo por la calidad de sus productos y servicios, sino también por la incorporación de tecnología de producción y diseño de nivel internacional orientada a cubrir las necesidades y requerimientos del productor local. Los resultados se traducen en lo que es y representa hoy John Deere en Argentina...
Una empresa con una historia local relevante: Presencia de nuestros productos desde fines del siglo XIX. Más específicamente desde 1894. Desde 1958 con actividad industrial en el país

Fuerte y sostenida producción industrial en el país: Una planta industrial de más de 50.000 m2
cubiertos en un predio de 60 hectáreas, en Granadero Baigorria, Provincia de Santa Fe, a 10 km de Rosario
Inversiones por 60 US$ en tecnología productiva y capital de trabajo desde el año 1994. Producción de Motores Diesel con una gran amplitud de potencias para Argentina y el Mercosur. Más de 500 personas trabajando día a día en su planta y oficinas centrales
350 proveedores nacionales que abastecen material productivo, servicios e insumos varios
Aduana domiciliaria propia.
Décimo aniversario de John Deere en Argentina.
Material: Adrian Yodice/La Capital (Rosario)

Líderes en comercialización y exportación: La línea de maquinarias más completa: 10 líneas de productos y 40 modelos de maquinarias. Casi 50 concesionarios oficiales, con más de 70 puntos de venta en total, distribuidos estratégicamente, con más de 1.000 empleados comprometidos con el objetivo de brindar el mejor servicio de apoyo al cliente. Un liderazgo afianzado: Industrias John Deere Argentina S.A. es la empresa de mayor facturación y exportación del sector

Cabe destacar que la comercialización de productos John Deere en nuestro país se remonta al año 1894, en principio comercializado y distribuido por la empresa Agar Cross. Fue en 1958 que se instala en la zona de Rosario, John Deere Argentina como parte de la corporación mundial, dada la gran demanda de maquinarias requeridas en la agricultura argentina por esos tiempos, donde mayoritariamente de ser ganadera se vuelca a la agricultura, dando lugar a los implementos y tractores de tiro de gran potencia. En 1959 se inician las obras de construcción de la planta en Granadero Baigorria que muy pronto produce sus primeros emblemáticos 730.

Según La Capital (Rosario) de mayo de 1959: "Llegan a nuestra ciudad provenientes de Bs As, en un avión de A.L.A, altos funcionarios de John Deere Argentina S.A.I.C., fabricante de tractores, quienes venían a realizar una visita de inspección en la planta provisional existente en nuestra ciudad, de pertenencia de la mencionada firma y de la construcción de la planta definitiva que se levantará en la localidad de Gdero Baigorria.
A la llegada del avión, la que se produjo con considerable retraso, los citados funcionarios se dirigieron al hotel Italia, en el cual tuvo lugar un almuerzo previo a la recorrida programada. Se hallaban presentes en la oportunidad el Gdor. de la provincia, Dr. Carlos Sylvestre Begnis; el ministro de agricultura y ganadera, Dr. Felix Ferro; el ministro de hacienda y economía, Dr. Juan A Quilici; el comisionado interventor de la comuna, sr. Luis C. Carballo; el gerente general de John Deere, sr. Stanley Madill; el representante del Banco Central de la República Argentina y miembro del Consejo Nacional de Tractores, Dr. Ernesto Marcelo; los Sres. Lilly y Turner, de la firma aludida; los Sres. Fernando Bados y A. Rodríguez, secretarios del Consejo Nacional de Tractores; el ing. J. Fraquelli, director del Instituto de Mecánica Rural; los miembros del directorio de la firma, Sres. Luis O'Farrel y Alan Clewell; el jefe de relaciones industriales y representantes de la casa local, sr Ovidio Torres; representantes locales de la firma y de Agar Cross y Cía.
En el transcurso del almuerzo hicieron uso de la palabra los señores Alan Clewell, Ovidio Torres y Luis O'Farrel, respondiendo a los conceptos de los mismos el gobernador, Dr. Sylvestre Begnis. El mandatario santafesino destacó la satisfacción que causaba al gobierno de la provincia ver que la firma John Deere había resuelto establecer una planta industrial en la misma. "Tanta es nuestra solidaridad - dijo - que John Deere será considerada una fábrica totalmente nuestra". Destacó luego que no dudaba que se llevaría a cabo una verdadera conjunción de capital y trabajo cuando se estableciera la planta, y que auguraba el mejor de los éxitos a la futura producción.
Finalizada la reunión y habiéndose retirado el gobernador y el dr. Quilici, los componentes de la misma se dirigieron en primer lugar a la planta provisional ubicada en el barrio Lisandro de la Torre (NdeR: Arroyito), donde funciona actualmente la fábrica provisoria de la firma aludida.
Una vez allí, tuvieron oportunidad de inspeccionar el tratamiento, término y materia prima utilizados en la producción de unidades.
La fábrica estará compuesta de una sección de maquinado, montaje, punzonado y corte, depósitos, playas de estacionamiento, lugares para recepción y despacho, oficinas, comedores y vestuarios para el personal, todos los cuales unidos ocuparán una superficie de 12 has.
Es interesante destacar la importancia que un establecimiento fabril de la categoría del que comentamos asume para la economía de la provincia en gral y para nuestra ciudad en particular, por la cantidad de industrias subsidiarias que coadyuvarán con la misma, y lo que ello significa para el pequeño taller.
Según informaron los técnicos del establecimiento, una vez que las distintas plantas de producción de Granadero Baigorria se pongan en funcionamiento, se irá desmontando la fábrica provisional ubicada en barrio L. de la Torre, hasta su levantamiento definitivo. Por otra parte, cabe destacar que las autoridades provinciales y comunales se hayan realizando gestiones para que se levante en zona cercana a nuestra ciudad una fábrica de "Duperial", de productos químicos. Ello significaría un adelanto de enorme importancia en el orden de la industria zonal.
Regreso de los visitantes: finalizada la visita de inspección, los industriales que se hallaban de visita en nuestra ciudad se dirigieron al aeropuerto de Funes para emprender el regreso a la Capital Federal, siendo despedidos en la oportunidad por las autoridades de John Deere de nuestra ciudad".

El tractor 730 (1959-1971) fue la línea de mayor permanencia en el mercado. La última unidad de este modelo se despachó el día 28/05/71 con un total de 20022 unidades producidas. Luego del 730 se continuaron los modelos con la línea 20, 30, luego la 40 y así más modelos.
Además cabe destacar la importancia de la producción de implementos agrícolas, la producción de motores serie 300, 350 y 450, la comercialización de cosechadoras, roto enfardadoras y otras maquinarias que hacen a nuestra historia, pero ese será tema de otra nota.

50 aniversario: En 2008, John Deere Argentina conmemoró el 50° Aniversario de presencia con instalaciones propias en Argentina. Nos enorgullece haber podido festejar nuestra permanencia ininterrumpida en el país, brindando asistencia y productos al productor agropecuario.
Actividades durante el año 2008: Para ese año se programaron una serie de actividades para ser compartidas con nuestros clientes y amigos. Nuestra primera gran cita, fue Expoagro 2008, siguiendo con La Rural de Palermo y Agroactiva 2008. Se sumaron a estos eventos las Ferias de Repuestos Oficiales y los actos especiales sobre final de año.
1958-2008. Medio siglo de John Deere produciendo en Argentina, medio siglo de productos, medio siglo de anécdotas y experiencias compartidas, medio siglo de historias de vida que juntos hemos compartido. Creemos que John Deere es sinónimo de solidez, de calidad y de confianza, esa que ustedes depositan en nosotros y por la que nos esforzamos en superarnos día a día. Es así como se escribe nuestra historia, con aciertos y errores, pero siempre con la convicción de mejorar y de responder a nuestros clientes, estando cerca, muy cerca.

Motor número 200000: Exportados a más de 30 países de todo el mundo. Habiendo celebrado la producción del motor 100.000 en el 2004, los volúmenes de producción se incrementaron notablemente en los últimos años, pasando de 7500 unidades fabricadas en el año 2005, a 9200 unidades en el 2009, alcanzando la cifra de 13400 unidades en 2011. La fabricación del motor número 200000 (19 de diciembre de 2011) es un acontecimiento trascendental en nuestra región, a nivel nacional y en el Mercosur. Este logro se celebró con un día especial en la planta de Granadero Baigorria, dedicado a quienes trabajan a diario en la fabricación del motor.



En noviembre de 2014 lanzó los tractores de baja potencia 5090EH, 5076EF y 5090E de producción nacional, agregándose posteriormente la fabricación de las cosechadoras de la serie S, que reemplazaron a las serie STS.
John Deere anunció en Expoagro 2016 que nacionalizará la producción de su línea de tractores 6J, para comenzar su fabricación en su planta de Granadero Baigorria, provincia de Santa Fe. La producción de Serie 6J en el país generará nuevos empleos directos e indirectos y la incorporación creciente de componentes de producción nacional como fundiciones, llantas, cubiertas y baterías.
Estos son los 6110J, 6130J, 6145J y 6165J.
Además, los nuevos tractores contarán con motor nacional, que ya es fabricado en la planta de Granadero Baigorria.

John Deere fabricados en el país

TRACTORES
John Deere 445
John Deere 730
John Deere 1420
John Deere 2420
John Deere 3420
John Deere 4420
John Deere 2330
John Deere 2530
John Deere 2730
John Deere 3330
John Deere 3530
John Deere 4530
John Deere 2140
John Deere 3140 / 3140 DT
John Deere 3440
John Deere 3540
John Deere 2850
John Deere 3350
John Deere 3550
5036C
5045D (45 HP) Serie 5D
5045E (45 HP) Serie 5E
5065E (65 HP) Serie 5E
5075E (75 HP) Serie 5E
5425N (77 HP) Serie 5000
5725 (92 HP) Serie 5025
5725HC (92 HP) Serie 5025
5090E
5090EH
5076EF
6110J
6130J
6145J
6165J

   COSECHADORAS 
9570 STS Serie 70
9470 STS
9670 STS
9770 STS

LÍNEA AMARILLA
570 A/B
544 A/B
507
308
200
627
727

sábado, 11 de enero de 2014

MaqTec

La continua modernización de cultivos agrícolas requiere una permanente innovación en materia de soluciones de las labores: siembre, poda, fumigación, cosecha…e incluso acceso a diversas fuentes de energía. Instrumentar una estrecha cooperación con productores agrícolas y proveedores industriales líderes ha permitido a MaqTec desarrollar soluciones integrales, innovadoras y confiables en diferentes áreas: transformación de energía, poda y cosecha mecánica de olivas, cosecha mecánica de naranjas. Distinguida mediante numerosos premios internacionales, MaqTec ha potenciado su prestigio plasmando una consistente vocación internacional en dirección de mercados de países líderes como Australia, Unión Europea y EEUU. Integrando las exigencias de la globalización de sus mercados MaqTec dispone de una base ingeniería en Venado Tuerto (Argentina), producción Venado Tuerto (Argentina), Mildura (Australia), Córdoba (España) y comercialización en Buenos Aires (Argentina), Mildura (Australia), Córdoba (España) y Florida (USA).
Con la construcción de una nueva planta de 2000 m2 MaqTec amplió su capacidad productiva en la Argentina. Situada en el moderno parque industrial de Venado Tuerto, las nuevas instalaciones permitieron la producción de 10 Colossus para la campaña olivícola 2012. Estas instalaciones se encuentran en un predio de 10.000 metros2 adquirido por la empresa entre los años 2006 y 2008. Las instalaciones se destinan al montaje y ensamblado final de los productos de la empresa. La intención de la empresa es de incorporar en los próximos 3 años las actividades de de soldado, pintura y la administración de la sociedad.
The machine is good (´la máquina es buena´). Esas cuatro palabras, prácticamente las únicas que Martín Bonadeo sabía pronunciar en inglés, abrieron el camino internacional de Olivares de Venado Tuerto, la pyme santafecina que ganó este año el Premio a la Exportación Industrial Más Innovadora y el Premio de Oro a la Exportación de Mayor Valor Agregado que entrega el diario LA NACION y Terminal de Cargas Argentina (TCA). Sucedió en Australia, en Boort, 400 kilómetros al norte de Melbourne. Bonadeo, ingeniero agrónomo, había llegado hasta ahí para convencer a Paul Riordan, presidente de Boundary Bend -una firma líder en el dinámico y emergente sector olivícola australiano-, de que la máquina desarrollada en la Argentina por un puñado de técnicos e ingenieros era la mejor para cosechar olivas, mucho más que la que ofrecían sus competidores franceses y estadounidenses. Y lo logró. Boundary Bend compró en 2003 la primera máquina y, tras él, otra compañía a la cual asesoraba adquirió dos más. Hoy, Australia cuenta con unas 16 Colossus, tal como la bautizaron, trabajando en sus plantaciones. Si bien no es un mercado olivícola por excelencia, su desarrollo es muy similar al de la Argentina en la década del 90: grandes superficies, marcos de plantación similar y topografía plana, pero a diferencia de nuestro país, la mano de obra es escasa y sólo la mecanización de tareas podría sostener la eficiencia de la industria. “Después de exportar las tres máquinas montamos una fábrica allá, con Paul Riordan, para ensamblar. Necesitábamos un servicio técnico y él quería que hubiera gente preparada en Australia”, contó Bonadeo a LA NACION. El 60% de la cosecha del olivar se realiza ahora con estas máquinas, que pesan 20 toneladas, producidas en la Argentina o en Australia bajo licencia argentina. Con este joint venture, MaqTec (nombre comercial de Olivares de Venado Tuerto) se posicionó en el mercado y resolvió la problemática asociada al transporte (ver recuadro), crítica en el proceso de comercialización. Periplo “Llevamos catorce empleados de Venado Tuerto. Viajamos a Durban, de ahí a Johannesburgo, Kuala Lumpur, Melbourne y, una vez allí, contratamos un colectivo y llegamos a Boost, alquilamos una casa y trabajamos tres meses montando las máquinas. En la Argentina, se venden a 300.000 dólares y en el mercado australiano, a 600.000 dólares”, aclara Bonadeo. Según el año, MaqTec combina la fabricación aquí con el ensamble en Australia. Las máquinas tienen un gran porcentaje de componentes importados: las ruedas son suecas, la hidráulica es alemana y americana, las cajas reductoras son italianas… “Las partes metálicas que aportan mano de obra y valor agregado las hacemos acá y se envían en contenedor para ensamblar allá. En algunos casos viajan todos los técnicos y, en otros, sólo algunas personas”, dice Bonadeo. El enfoque integral de la máquina se basó en la adopción de una estructura cabalgante autoportante (ver “La máquina por dentro”) que permitiese el derribo, la limpieza y la entrega de la fruta en continuo, y preservara la planta a lo largo de toda su vida útil. Según los creadores, esta solución es absolutamente superadora de la vieja metodología del vibrado individual del tronco. Colossus se desplaza a una velocidad de entre 0,5 y 2 kilómetros por hora; según el cultivo puede cosechar hasta 350 hectáreas por campaña (unas 50 toneladas de aceitunas diarias). “Hoy preguntás en la industria olivícola cómo se puede cosechar la aceituna y te dicen: «Hay muchas maneras, pero hay unos locos en la Argentina que hacen esto…»”, se alegra Bonadeo. La empresa tiene 40 empleados que trabajan de forma directa y más de 60 proveedores. “No tenemos tornería, plegadora, agujereadora… Trabajamos mucho con la gente que está en Venado Tuerto”, advierte el presidente de MaqTec. Al principio, en 2000, la firma estaba conformada por siete personas. “A Australia fuimos con gente de nuestros proveedores, todos se sacaron el pasaporte para viajar, no sabíamos lo que era exportar y aprendimos. No estábamos preparados, se dio la oportunidad, el nicho. Lo pudimos hacer porque el producto, la elección del camino tecnológico, fue acertado”, dijo.
http://maqtec.com

jueves, 9 de enero de 2014

Hanomag

Para hablar de la Rheinstahl Hanomag en Argentina hay que dividirla en dos etapas, bien diferentes. Primero en su etapa "bonaerense" cuya razón social era Hanomag Argentina S.A. y siendo representada por InSud en el partido de La Matanza y posteriormente en su etapa santafesina, firmando un acuerdo con la Fundición Cura de Granadero Baigorria para su fabricación bajo licencia.

HANOMAG ARGENTINA S.A.
Para mediados de 1957, la empresa reafirmaba el propósito de completar la instalación en el país de una moderna y eficiente planta para la fabricación de tractores. Mientras tanto, eran representados por la compañía Sudamericana de Industria y Comercio S.A. era una empresa que se dedicaba a la producción y venta de metales y productos químicos en el sudoeste del gran Buenos Aires, con sedes en el interior del País.
Según el "Boletín Oficial de la República Argentina. 1955 1ra sección PRESIDENCIA DE LA NACION Secretaría DE Prensa Y Difusión DEL Registro NACIONAL Primera SECCIÓN
Legislación y Licitaciones Año LXIII
Buenos Aires, jueves 24 de febrero de 1955 -Número 17.84f
APRUÉBASE LA PARTICIPACIÓN DE EMPRESAS EN LA EJECUCIÓN DEL PLAN BÁSICO COORDINADO DE PRODUCCIÓN INDUSTRIAL DECRETO N9 1737, Buenos Aires, 8 de febrero de 1955. VISTO: el Contrato suscripto por loa señores Ministros de Finanzas, de Industria, y de Hacienda a cargo del Ministerio de Agricultura y Ganadería, Hanomag Argentina S. A. I. C. F. . y Hannoversche Maschinenbau - Aktlengesellchaít Georg Egestorff "Hanomag" "ad referendum" de la aprobación del Poder Ejecutivo Nacional; y CONSIDERANDO: Que sus diversas previsiones encuadran en las normas contenidas en el Protocolo-Convenio General suscripto con fecha 28 de octubre de 1954".
Así, la producción en la planta de InSud en la localidad de San Justo duró por unos 5 años hasta que Cura Hnos. se hace cargo de la producción.

RHEINSTAHL HANOMAG CURA
La historia de Cura Hnos se remonta a 1922, donde Jorge y José Cura fundan “Cura Hnos, Industrias Metalúrgica S.A.C.I. y F”. Laminación de hierro derivada del negocio de Artículos Rurales en calle Tucumán 3142, “compraban a bajo costo desechos de hierro al Estado, lo fundían y revendían.
Tanto para consumo interno como para exportación. Compartían la visión industrialista de la época, que los benefició. Poseían una gran visión comercial y empresarial. Fabricaban artículos para el hogar, como las primeras heladeras.
Había un gran mercado en demanda, había que anotarse en una lista de espera.
En 1943 debido a la guerra se cierra la importación y la firma se transforma en laminación de acero para la construcción.
Son precursores en la industria del acero junto al Ing. Arturo Acevedo. La empresa compra un predio de 40 hectáreas sobre la Ruta Nacional 11 en la localidad de Granadero Baigorria.
En el año 1960 Cura Hnos, comenzó a levantar dentro del predio una fábrica para hacer palanquilla a partir de un horno eléctrico que luego suspendió por asociarse con Rheinstahl Hanomag, de Alemania para fabricar tractores. La nueva empresa producto de la fusión utilizó la nave industrial del parque de Granadero Baigorria, mientras se edificaba el sector de las oficinas de administración y fábrica de la nueva sociedad.
La desvinculación de ambas empresas se produjo en 1969 en ocasión de la compra de Hanomag por parte de Massey Ferguson a nivel global.

http://pergamino.olx.com.ar/tractor-hanomag-r-40-impecable-iid-130641460
Pero como todo vuelve, Hanomag decidió volver a la Argentina para quedarse y producir en nuestro país. A tal fin, desde el 2007 y parte del 2008, los productos Hanomag fueron importados, (para lo cual y para agilizar el despacho de unidades y repuestos a plaza, la empresa dispone de un depósito fiscal propio ubicado en su propiedad), pero a partir de Octubre de 2008, comenzaron a ser Industria Argentina, (la primeras unidades industria argentina, el modelo 604 IEL y todos los invertidos especiales ya están a la venta), para lo cuál ya está en funcionamiento en Córdoba, la nave de 10.000 metros cuadrados destinada exclusivamente para la línea de fabricación y montaje y las naves para depósito de materiales para las auto partes utilizadas en la fabricación y además, allí se encuentra desde el año 2007, el almacén principal de 20.000 metros cúbicos, destinado exclusivamente para repuestos.
Es importante destacar, que además de la línea de tractores, Hanomag, conjuntamente con Hanomag Patagonia S.A., está desarrollando nuevos productos para la región, ya están disponibles en el mercado tractores invertidos especialmente fabricados por Hanomag, con mástil de auto elevador, (no tractoelevador), para dos toneladas y 3,5 metros de alzada, doble tracción, bomba de aceite de alto caudal, comandos hidráulicos de alta prestaciones , con mecanismo de inversor de marcha, embrague en baño de aceite y desarrollados sobre la plataforma del tractor 504 A C.C.. Como se puede observar, todos los nuevos productos, compartirán la plataforma de los tractores ya existentes, 27 hp., 38 hp., y 57 hp., lo que trae como beneficio, la unificación de la flota de maquinarias con el consiguiente ahorro operativo.
Con la vuelta de Hanomag a la Argentina, Hanomag Patagonia S.A., inaugura una nueva filosofía de ventas y atención para sus clientes. A partir del momento que usted compra un producto Hanomag, pasa a formar parte de esta nueva filosofía. Irá descubriéndola mientras vaya utilizando el tractor, pero la podemos resumir con la palabra “Productividad”. Usted tendrá el privilegio de acceder a un sin números de servicios que solamente Hanomag Patagonia S.A. le puede ofrecer en la región. Prueba de esto son los diversos Puntos de Servicio Autorizados Hanomag (P.S.A.H.) con mano de obra calificada, que tenemos en la región, esto hace que su tractor siempre tenga cerca un P.S.A.H. con lo que se logra ahorrar tiempo y costos de mantenimiento y reparaciones.
Otro beneficio que Hanomag Patagonia S.A. también dispone para usted, es realizar en su establecimiento los servicios de garantía, mantenimiento y mecánica ligera, usted solo tiene que solicitarlo, (solo se adiciona a su cargo los viáticos desde el P.S.A.H. más cercano al punto donde se encuentra la unidad), por eso es tan importante para usted contar con diversos P.S.A.H. distribuidos en la región. Un punto muy importante a destacar y siempre pensando en la “Productividad” de su empresa, es la disponibilidad aquí en la región, y bajo costo de las auto-partes de reemplazo, (algo nuevo para el sector). Si a la unidad le ocurre una rotura importante, ya sea por defecto de la misma o mal uso, usted podrá elegir entre reparar o reemplazar la pieza por una nueva. Este concepto es desde hace mucho tiempo muy utilizado el los países mas desarrollados, aquí en la región, para tractores, Hanomag Patagonia S.A. es la primera en implementarlo, para lo cuál es necesario disponer de las piezas de recambio a un costo accesible, piense usted como ejemplo que el motor sufriera una rotura importante por el motivo que fuese, defecto, mal uso, heladas, etc., la reparación del mismo tardaría no menos de 30 días y a un costo importante, con lo cuál, además del costo de reparación, tendría la unidad parada, sin producir, durante todo ese tiempo. Hanomag Patagonia S.A. se lo puede reparar ó, le puede colocar un motor nuevo, completo, (con garantía por un año o 1.000 hrs., lo que ocurra primero), en solo 72 hrs., con lo cuál la unidad inmediatamente vuelve a trabajar.

Y en 2013, Dowel incrementó la fabricación y venta de tractores Hanomag. La compañía de Bell Ville ya ensambló 400 unidades en lo que va del año, con un crecimiento de 15% respecto a todo 2012. Prevé fabricar más en 2014 y realizar nuevas inversiones.
En lo que va del año, Dowel, la empresa que fabrica tractores Hanomag, produjo y vendió 400 unidades de bajo porte, que van desde los 28 HP hasta los 103 HP. La cifra es más que interesante, ya que en 2012 la producción y comercialización fue de 348 tractores. Es decir, en poco más de ocho meses se superaron los números del año anterior en un 15%. El total de la producción de las unidades se destina al mercado interno, llegando a distintas provincias del país.
Con los números en alza, la compañía de Bell Ville (Córdoba), que también produce y comercializa generadores, soldadoras y equipos de jardín, entre otros implementos, trazó un plan productivo interesante para el año próximo. “Nuestra meta para 2014 es llegar a producir 1.000 tractores anuales, lo cual dependerá de que se permita la importación de partes y piezas y la economía acompañe”, afirman desde la firma.
En ese marco, están previstas nuevas inversiones. Puntualmente, toma forma la idea de una nueva línea de fabricación, una nueva cabina de pintura y la contratación de más personal. “Esto se dará en base a la autorización de las importaciones necesarias requeridas”, aclaran.
Tractores
La línea de tractores agrícolas Hanomag incluye los modelos 300/304 A (28,3 HP), 400/404 A (38 HP), 600/604 A (57,3 HP), 700/704/700 HC A (70 HP), 854 A (82 HP) y 1054 A (103 HP), además de las versiones de la Línea Parque (28/38 HP) y la Línea Multiuso (28/56 HP).

http://maquinac.com/2013/09/dowel-incremento-la-fabricacion-y-venta-de-tractores-hanomag/

Hanomag fabricados en Argentina

Rheinstahl Hanomag-Cura (Granadero Baigorria)

R 55 1960-19??
R 75 1960-196?
R 40 A/B 196?-19??
R 40 RCE/RCT 196?-19??
R 57 1960-19??
R 57 Brillant 196?-1971
R 60 1960-19??
R 75 Super 196?-1971

Hanomag by C. Dowel (Bell Ville)?

604 AI

martes, 7 de enero de 2014

Pauny


Luego de la quiebra de Zanello, empresa con mas de 50 años en la industria metalmecánica, un grupo de sus trabajadores, junto con el personal jerárquico crearon el el 2 de enero de 2002 Pauny S.A. La nueva empresa quedó constituida por la Cooperativa de Trabajo Metalúrgica Las Varillas Ltda., la red de concesionarios y con participación de la Municipalidad de Las Varillas (Provincia de Córdoba). Con el apoyo del gobierno provincial y municipal, Pauny S.A. toma posesión de la planta y todos sus bienes en carácter de alquiler de la quiebra. En poco tiempo, la empresa reanudó la producción de tractores. El nivel de ventas en 2002 alcanzó las 260 unidades; en 2003 485; 800 en 2004 y 950 en 2006 lo cual permitió incrementar el personal que pasó de un reducido grupo inicial de 20 trabajadores a 400 empleados. En diciembre de 2003, Pauny S.A. compra la planta y todos los bienes de producción, punto de partida que le permitió diversificar su producción sumando a su línea de productos agrícolas, unidades de transporte y maquinaria para obras viales. En 2004, fue designada Terminal Automotriz Nacional por decreto presidencial y dos años mas tarde inauguró una nueva planta de 6.000 metros cuadrados en la Provincia de Santiago del Estero, destinada a la producción automotriz, de tractores y maquinaria agrícola. Entre sus nuevos productos orientados al transporte público de pasajeros, se destaca el minibús Pauny PM 9D150e.

Industrialización en Santiago del Estero Pauny-Zanello dio un paso muy significativo en su desarrollo empresario, instalándose con una planta en Santiago del Estero. El comienzo en territorio santiagueño es humilde, pero no por eso menos destacable: arranca con un plantel de apenas 20 operarios quienes serán los encargados de ensamblar 15 tractores de 120 HP de potencia por mes.
La empresa Pauny -ex Zanello- con sede en Las Varillas provincia de Córdoba produce estos chasis para minibús que cuentan con una longitud de 7.77 m, motorización trasera Cummins de 140/150 Hp y suspensión neumática. Estas características lo diferencian de sus competidores. En la anterior presentación, lo hicieron con carrocerías Mascarello de origen brasileño. Hoy junto a Sudamericanas intentan posicionar un producto en el mercado presentando dos versiones, una urbana de 24 asientos y otra de turismo o diferencial de 28.
El presidente del consorcio productivo propietario de Pauny, Raúl Giai Levra, definió los objetivos de la radicación en el Parque Industrial La Isla del departamento de La Banda: "Queremos poner un pie en Santiago del Estero con el firme propósito de fortalecer nuestra presencia para atender la demanda del noroeste y noreste argentinos". Pero no solamente los tractores han llevado a Pauny a territorio santiagueño. Armará, además, 10 minibuses y dos motoniveladoras por mes. Las unidades de transporte estarán destinadas al servicio urbano de la capital provincial, al que serán incorporados este año 100 ómnibus.
También esta operación brinda soporte a la apertura de la primera filial fabril de la fábrica cordobesa de Las Varillas. En los últimos días de 2005 presentaron el Rino 3000, el tractor más moderno de la empresa. La gente de Pauny considera que con él se colocan tecnológicamente a la par de las grandes marcas mundiales. En la reciente Agroactiva, fue una de las fábricas argentinas que firmaron los contratos de provisión de equipos agrícolas a Venezuela, en el marco del convenio suscripto entre los presidentes Hugo Chávez y Néstor Kirchner. La operación representará para la compañía el envío de 500 tractores a Venezuela por año, en el próximo lustro. En lo que queda de 2006 serán remitidos 245 tractores de 120 HP a 160 HP, 20 motoniveladoras y 10 tractores con pala y retroexcavadora.
El negocio venezolano, más la producción destinada al mercado interno, calculada este año en 800 tractores, hará sobrepasar con holgura la línea de las mil unidades, otorgándole a la empresa un horizonte de estabilidad por una buena cantidad de años. En el recuerdo, han quedado los amargos momentos que se vivieron entre 1999 y 2001, cuando la fábrica Zanello quebró. Pocos creían en una salida hasta que una Cooperativa de Trabajo Metalúrgica formada por los operarios, parte del personal jerárquico y 40 concesionarios integraron un consorcio productivo que rescató a la fábrica del abismo.
En Pauny S.A. cada sector tiene el 33% de las acciones. El 1% restante es de la Municipalidad de Las Varillas. Ahora, en Santiago del Estero invirtió 2 millones de pesos. Y su arribo fue celebrado entusiastamente por el gobernador Gerardo Zamora. La provincia necesita a gritos un "chorro" de industria. Después de la inauguración en Santiago y con la mirada puesta hacia adelante, en los tableros de diseño se ajusta una versión articulada del Rino 3000. "Si todo marcha como prevemos, la estaremos presentando a fin de año", anticipa el gerente general de Pauny, José María López.

Difusión hacia el mundo concretó exportaciones a Venezuela, Bolivia, Colombia, Brasil, Paraguay, Uruguay, Perú, Holanda, Ucrania, Rusia, Kazajstán, Uganda y Rumania. Hecho que además de evidenciar el crecimiento de la empresa, demuestra que los productos cumplen los estándares internacionales de calidad. Año a año incrementaron el nivel de exportaciones llegando a lograr, en la actualidad, una participación en las ventas al exterior del 40% respecto a la producción total de la empresa.
En el año 2009, inaugura una planta ensambladora de tractores articulados y maquinaria vial, en el municipio de Turen, Portuguesa, Venezuela. Y en abril del 2010 puso en marcha una nueva fábrica de ensamble de tractores de media potencia en El Sombrero, Guarico, Venezuela.

En 2012, pusimos en marcha una nueva planta de montaje, con una superficie cubierta de 1650m2. Entre las características principales podemos destacar que se trata de una línea de montaje continua, sistema de ensamblado flexible, centralización de almacenes, coordinación de almacenes a través del departamento de logística, reducción de tiempos de manipuleo, mejor aprovechamiento y optimización del espacio cubierto, especialización de los operarios en función de la tarea de cada puesto. Todo esto se hace con el objetivo de mejorar la eficiencia del sector y la calidad del producto a entregar.

Décimo aniversario en 2013, cumple su primera década de vida y lo hace con una alianza con el fabricante brasilero Stara Luego de un encuentro con la Presidenta de la Nación Cristina Fernández, la Ministra de Producción Débora Giorgi y el Ministro de Economía Amado Boudou, Pauny S.A. cerró una alianza comercial con la firma brasileńa Stara S.A. que consiste en la fabricación de tractores y transmisiones para el mercado brasilero y el lanzamiento de fertilizadores y pulverizadores Stara-Pauny para el mercado local. Este auspicioso proyecto generaría más de 300 nuevos puestos de trabajo. Previamente, presenta el EVO 710, con motor Cummins de 310 caballos de potencia, se destaca en su categoría por tener caja de marchas con 12 velocidades hacia delante y 4 hacia atrás, mayor visibilidad, cabina de alta gama con más espacio y mejor confort, aire acondicionado, aislación acústica, computadora de a bordo con sistema de monitoreo de todas las funciones del motor, reproductor para cd y mp3 y conexión con puerto USB.

Ese mismo año se cae un acuerdo firmado con la brasileña Stara por problemas comerciales tanto en Argentina como en Brasil, entre otras cosas por la devaluación del real y el cepo cambiario argentino.

En 2015 presenta el 210 y en 2016 el cargador frontal PC-80, junto con el 80 F/80 V, entrando en el mercado de las economías regionales, con este tractor en versiones "frutero" y "viñatero".

Expansión regional En marzo de 2016, arriba a Paraguay y se encuentra ensamblando los primeros tractores en Santa Rita, Alto Paraná. La empresa opera como Pauny Paraguay SA, está exhibiendo los modelos que fabricará y comercializará a nivel local en la Expo de Mariano Roque Alonso

También en 2016, celebró la venta del tractor número 15000 con la presencia del presidente Mauricio Macri, que entregó a su comprador, Carlos Falvo, con quien también manejó el equipo.

http://oni.escuelas.edu.ar/2003/CORDOBA/169/zanello.htm

Pauny fabricados en Argentina

TRACTORES RÍGIDOS
Pauny 180
Pauny 210
Pauny Evo 230
Pauny Evo 250A
Pauny Evo 280A
Pauny 230C
Pauny 250C
Pauny Evo P-Trac 160
Pauny Evo P-Trac 180
Pauny Bravo 710

TRACTORES ARTICULADOS
Pauny Novo 500
Pauny Novo 540
Pauny Novo 580
Pauny Novo 710
Pauny Bravo 580
Pauny Bravo 710
Pauny Evo 500C
Pauny Evo 540C
Pauny Evo 580C
Pauny Evo 710C
Pauny Evo 500C
Pauny Evo 540C

domingo, 5 de enero de 2014

CMZ Zanello

Tras la desaparición de Zanello en 2002, por un lado se erigió Pauny, la cual se hizo cargo de la factoría que siempre junto a todo el herramental. En 2002 después de cerrar en abrió en Villa María IVIMA que se asocio con Marchetto y luego con dos hermanos de San Luis, en villa mercedes: la fábrica era Cóndor puntano. Los tractores eran marca TracZa, la fabricacion de ellos en Villa Mercedes y las oficinas en Villa María pero a fines de 2004 se disuelve. Posteriormente se asocia con García y Pettiti en Rio Tercero pasándose a llamar ZGTrac siendo que a mediados de 2005 se traslada a La Francia a fines del mismo y Luis (Zanello) se va a trabajar a Oncativo y la empresa sigue poco tiempo más y a mediados o fines de 2006 se junta con Carlos y arma CMZ hasta 2010 en donde se separan y los hijo hacen CMZ SA y Carlos otra fábrica.
Mientras que CMZ S.A. en otro sector de la ciudad de Las Varillas, bajo el seguimiento de Luis Zanello, estableció una nueva Zanello. El Proyecto ZANELLO Diseño e Ingeniería, Producción y Comercialización de “Equipos Viales; Agrícolas; Forestales y Equipos Especiales”, de la firma CMZ S.A. está siendo llevado adelante mediante la gestión personalizada de Luis Zanello, con el apoyo de un equipo de profesionales que colaboran en la gestión de I&D, productiva, administrativa, de capacitación de los recursos humanos y de comercialización con vasta experiencia en el mercado local y regional. La nueva empresa se encuentra instalada en la Ciudad de Las Varillas, Departamento San Justo, Provincia de Córdoba, en el Centro este de la Provincia de Córdoba, punto estratégico sobre las rutas Provincial Nº 13 y RN 158, con acceso a Rosario, Córdoba, San Francisco, Villa Maria. Es importante destacar que Zanello, durante décadas, ha capacitado a un número considerable de operarios y técnicos con conocimientos, habilidades técnicas y prácticas del trabajo y ha contribuido a que, la ciudad de Las Varillas se encuentre preparada para satisfacer la demanda de recursos humanos que la industria metalmecánica demande, encontrándose instalada en la ciudad, una gran cantidad de pequeños y medianos talleres especializados en tornería, plegado de partes, chapa, fundición etc.
Un aspecto considerable sumamente importante a tener en cuenta como ventaja competitiva en la industria es el hecho de poseer la totalidad del personal de la empresa. CMZ S.A. es una empresa que reúne a la familia de Luis Zanello, con éste a la cabeza, en torno a un proyecto en pleno crecimiento, que se inició hace varios años y en base al trabajo constante y el esfuerzo diario se ha posicionado como la de mayor venta de Motoniveladoras a nivel nacional. Como ocurrió cuando los hermanos Luis y Carlos Zanello se instalaron en Las Varillas en 1948, Luis con su ropa de grafa se levanta temprano y está todo el día junto al resto de los operarios trabajando en los galpones de la fábrica.
En una breve charla con EL HERALDO, mantiene su perfile bajo y no quiere salir en la foto, pero con un cúmulo de experiencias vividas muy interesantes y que vale la pena escuchar.
-¿Cuánto hace que vienen trabajando en nuestra ciudad? Pablo Zanello- Desde hace varios años, aunque llegamos a plena producción desde hace poco, este año se viene desarrollando muy bien y estamos trabajando realmente muy bien.

Una muy interesante entrevista sobre CMZ Zanello de 2011, abajo:

-¿Funcionan en qué lugar? Pablo Zanello- En calle Buenos Aires 582, aunque ya nos está quedando chico y esperamos poder trasladarnos y contar con nuestra propia planta.
-¿Cómo fue creciendo la empresa? Pablo Zanello- Hubo que comprar maquinaria, nos sigue haciendo falta, a fines del año pasado se compraron un torno de control numérico, un centro de mecanizado, que hacía años no teníamos la posibilidad de haberlos comprado porque es un proyecto que fue creciendo de a poco. Estamos proyectando nuevas inversiones en lo que es maquinaria, cuando se habla de inversiones es también gracias a la política del gobierno nacional por el financiamiento que hay para la PyMe, y a su vez queremos ver si a fin de año podemos, si se da lo del Parque Industrial en ese lugar, y si no en otro lado, hacer base con nuestra propia planta, que es el objetivo del rédito de este año. Hacer base en Las Varillas donde mi padre desde muy joven se instaló, fundó la empresa antigua, estuvo todos estos años acá trabajando, y sigue insistiendo con Las Varillas, donde además está toda la familia, es decir que continuamos aportando a la comunidad de nuestra ciudad.
-¿Está toda la familia Zanello trabajando en la empresa? Pablo Zanello- La familia de Luis Zanello, excepto un hermano mayor que está en España.
-¿Con su padre, Luis, que sigue trabajando? Pablo Zanello- Sí, con 72 años sigue al pie del cañón como siempre, porque es su pasión, su remedio, como toda personas de edad tiene achaques, pero el espíritu, la vitalidad, y las luces nos las perdió nunca.
-¿Zanello es una marca registrada y un apellido importante no sólo en Las Varillas sino también a nivel nacional? Pablo Zanello- El legado que él nos dejó es lo que nos permitió abrir muchas puertas y estar en la situación de posibilidad de ventas que estamos, porque es un producto reconocido en Argentina y en otros países.
-¿Cuál es la principal producción de la empresa? Pablo Zanello- El producto de mayor venta es la Motoniveladora en sus más de ocho versiones, y un compactador de residuos para saneamiento de basurales, estos son los productos de línea, también tenemos otra serie de productos que están en desarrollo.
-¿Cómo marchan las ventas? Pablo Zanello- Nos sentimos muy satisfechos porque estamos teniendo un año muy bueno, con muy buenas perspectivas, lo que nos ha permitido posicionarnos en este corto plazo lo que es de fabricación nacional el producto más vendido, estamos dentro de las empresas que más está entregando este tipo de productos, a través de licitaciones ganadas en diferentes Provincias, negocios propios que se van haciendo a través de financiamiento de terceros que consigue la empresa, además estamos armando una serie de negocios en nuevas provincias. Estamos reflejando el fruto en la venta que tiene el producto.
Oscar Fernández- Con poca experiencia pero muy sorprendido, pero la verdad es que se nos están haciendo muchas puertas en muchas provincias como Entre Ríos, Misiones, Corrientes, Buenos Aires, San Juan. El sistema de comercialización en mayor medida se realiza a través del leasing que creo que es una herramienta muy potable y positiva para los intendentes que tienen falencias importantes en cuanto al parque automotor de sus Municipios, el leasing les permite adquirir nuestras Motoniveladoras y otras maquinarias que comercializamos como retroexcavadoras, camiones y con la facilidad de que tienen tres años para pagarlos.
-¿El caballito de batalla es la Motoniveladora? Pablo Zanello- Sí, totalmente, estamos hablando de que el año pasado hacíamos una máquina por mes, mientras que en la actualidad estamos fabricando cuatro máquinas por mes, es decir que hemos triplicado la producción.
-¿La gente se muestra interesada en sus productos, qué respuesta observan? Oscar Fernández- Sí, la verdad que me siento orgulloso porque Las Varillas es la cuna de la industria metal mecánica, vienen los intendentes y el maquinista, que se acerca y prueba nuestras máquinas con muy buena respuesta. Se bien entregando motoniveladoras a gran cantidad de Municipios, hace pocos días en la Municipalidad de Arroyito, antes a los Municipios de General Cabrera, Hernando, Arias, entre otros. Nos sentimos satisfechos y estamos ampliando mercados en otras provincias, ya que estamos incursionando en provincias como Chubut y Santa Cruz.
Pablo Zanello- Las ventas son directas, tenemos nuestra gente que manejan las zonas, con vehículos propios y a su vez hacemos la asistencia, hace dos semanas anexamos un nuevo vehículo a la flota de atención al cliente, porque estamos convencidos de que el servicio de pos venta es lo que más identifica a un producto.
-¿Cuántos empleados tienen? Pablo Zanello- Somos ya 20 personas, en un corto plazo incorporamos 6 operarios más, y hago la convocatoria a través de este medio para las personas especializadas, como torneros, soldadores, que estén interesados en el trabajo, que se lleguen a la empresa para acercar su curriculum porque nos está haciendo falta gente.
-¿Costó montar nuevamente una empresa? Pablo Zanello- Muchísimo trabajo y tiempo, pero no está muerto quien pelea, como todos hemos pasado muchas buenas y malas, pero gracias a Dios este año la suerte ha cambiado.
-¿Tienen previsto un evento muy especial en los próximos meses, de qué se trata? Pablo Zanello- Haciendo alusión a los años que tiene de industrial Luis, que lamentablemente creemos que no se lo ha tenido en cuenta como se merece, porque es una persona que ha sido un industrial de muchos años. Estimamos que en el mes de junio vamos a entregar el producto 60000 fabricado bajo su diseño, lo que es algo meritorio, por lo tanto por iniciativa de sus hijos, y gente de la empresa, vamos a hacer un mini evento donde se entregará en Las Varillas de sus manos la máquina 60000. Mi padre no es de mostrarse mucho, pero creo que se merece ese reconocimiento, por todo lo que hizo, y lo que sigue haciendo desde hace tantos años.
-El ejemplo que les deja Luis es muy importante para ustedes… Pablo Zanello- Sí, el legado, la enseñanza, en mi caso soy uno de los que más ha estado cerca suyo porque por mi profesión de Ingeniero he estado en la parte técnica, realmente el legado que me ha dejado de conocimiento técnico y de industria es algo muy valioso.

DIRECCIÓN Y CONTACTO
Buenos Aires 582 (5940) - Las Varillas - Córdoba - Argentina Tel.: (03533) 421513 - Fax: (03533) 425843. info@zanellocmz.com.ar

http://www.diariodelasvarillas.com.ar/noticia/1523-0-con-el-trabajo-de-la-familia-de-luis-zanello-cmz-sa-crece-y-se-posiciona-primero-en-ventas-de-motoniveladoras.html

http://www.argenmaq.com/index.php?option=com_k2&view=item&id=4:cmz-sa&Itemid=5