viernes, 17 de octubre de 2014

Arai

La historia de Arai, Rerl SRL, es la de un empleado que tuvo durante años al frente de la contabilidad de Pla, compañía líder en fabricación de pulverizadoras, pero hace ya una década decidió emprender por su cuenta en el rubro de las agro máquinas.
A pulmón y con algún proyecto fracasado de por medio, cinco años más tarde construyó su propia planta en Las Rosas. A mediados de 2015, Omar Cantero -de él se trata- experimenta la sensación de haber cumplido su objetivo. Desde marzo y junto con sus hijos, tiene a la venta una fumigadora autopropulsada con la marca Arai, una línea que responde a un diseño más liviano y con más capacidad de superficie trabajada que las que ofrece la competencia.

"Pese a lo que puedan decir muchos sobre el mercado de la maquinaria agrícola, nuestro proceso de formación de cinco años hoy está rindiendo frutos con mercadería propia, y estamos dispuestos a pelearla", le dijo Cantero a Punto-Biz motivado por la adrenalina de salir a disputar clientes con otros jugadores de peso a nivel nacional. "Hace tiempo tengo interés de crecer en este negocio. Una primera experiencia no caminó y ahora con la gestación de Rerl, la SA que fundamos con mis hijos, tenemos el orgullo de asistir a la comercialización de un producto innovador", destaca.
El contador devenido en industrial hace referencia al modelo de pulverizadora autopropulsada que producen bajo la marca Arai. "Es un equipo que tiene una reducción de peso de 1000 kg, entre otras cosas gracias a sus alas de aluminio en vez de hierro, que a su vez son más extensas que las del resto. Por lo tanto logramos un producto ágil, con mayor capacidad de maniobra por ser liviano y que aprovecha mejor la superficie del lote", valoró Cantero.
Para llegar el nuevo producto el camino fue largo. "El tiempo que nos llevó arribar a la producción en serie se explica en que todo el esfuerzo fue mio y de mi familia. Nunca pedimos un crédito, decidimos no endeudarnos y construimos la planta, adquirimos bienes de capital y tramitamos licencias con inversión propia, producto de la tarea profesional contable que fui desarrollando en los últimos años", planteó.
Con un establecimiento industrial de de 250 m2, el modelo de fabricación que siguen en Rerl SA tiene sus particularidades. "Yo creo en la tercerización como una eficiente tarea para iniciarse en la actividad. Es así como nosotros solo nos ocupamos del desarrollo metalúrgico de las pulverizadoras. Es decir en el taller propio hacemos el moldeo, corte y soldadura del hierro y el aluminio y el resto de las fases se contrata afuera. La zona donde estamos afincados es una cuenca fierrera única por lo que es imposible que salga un equipo de baja calidad", expresa Cantero en su aspiración inicial, que al menos intenta acceder al 1% del mercado de los fumigadores a nivel nacional en los primeros meses de comercialización.

La empresa ya confirmó su debut en las muestras a campo. Serán de la partida en Agroactiva 2015 que se desarrollará en Monje. "Logramos el stand a un precio promocional y gracias a las gestiones del Ministerio de la Producción de la provincia", mencionó Cantero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CONSIDERACIONES AL COMENTAR.

No comentar POR DUPLICADO, TRIPLICADO, ETC... los comentarios se moderarán, se leerán y publicarán. NO perder la paciencia.

NO comentar con mayúsculas, se borrarán los comentarios. Mantengamos el orden y la cordura.

NO SE ADMITEN AVISOS DE COMPRA-VENTA, ESTA PÁGINA NO PERSIGUE ESE FIN Y NINGUNA MÁQUINA PUBLICADA ESTÁ A LA VENTA YA QUE SON SIMPLEMENTE FICHAS TÉCNICAS.