domingo, 31 de agosto de 2014

Canavesio

Canavesio Hnos S.R.L. es una empresa ubicada en Laprida 1146, Sarmiento (Pcia. de Santa Fe - Rep. Argentina) y su teléfono es 03497-497233 / 497033.
Se dedica al rubro metalúrgico, siendo una fábrica de Máquinas e Implementos Agrícolas, productor de repuestos y accesorios.
Con respecto a lo comercial, está enmarcado en el rubro importadores - exportadores.
Su portfolio se compone de acoplado silero volcadores, cargadores sileros frontales, palas frontales, pinches para rollos, palas de arrastre, desmalezadoras-hileradoras, pala hidráulicas y embolsadoras autopropulsadas.

viernes, 29 de agosto de 2014

Belloni

Pulverizador autopropulsado de rodados diferentes en eje delantero y eje trasero, equipado con cabina panorámica de superficie vidriada tonalizada.
El tablero de instrumentos contaba con tacómetro, nivel de combustible, amperímetro, termómetro de agua (motor).
Contaba con espejos pivotantes.

Lugar de fabricación: Ferré, Provincia de Buenos Aires.

Inicio de fabricación: 19XX
Fin de fabricación: 19XX
Origen: Argentina

Motor: Perkins
Ciclo: Diesel cuatro tiempos
Filtro de aire: tipo seco, con elemento primario de celulosa y uno interno secundario de seguridad.
Válvula de descarga de polvo e indicador de restricción ubicado en el panel de instrumentos.
Filtrado de combustible con trampa de agua, dos filtros primaros y uno secundario.
Sistema de lubricación: forzada por bomba de engranajes, con filtrado de flujo total y válvula de derivación
Refrigeración: agua, dos circuitos con bomba, doble termostato, ventilador y depósito adicional.
Suspensión delantera: eje rígido, con ballestas semielípticas.
Suspensión trasera: ballestas semielípticas
Botalón trasero, hidráulico (22 mts)
computadora
banderillero
tanque 2000 litros
Sistema eléctrico: 12V. Baterías: 2 x 86Ah. Alternador: 32A. Motor de arranque: 4CV.

Belloni (historia)

Pequeña empresa familiar, fabricante artesanal de pulverizadores autopropulsados (mosquitos), oriunda de la localidad de Ferré, en el norte de la provincia de Buenos Aires.
Eligió el color rojo para sus productos.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Zavattero

Compañía de servicios agropecuarios, creada en 1976 por nuestro actual presidente Ing. Agrónomo Omar H. Zavattero, en la ciudad de América, partido de Rivadavia, Provincia de Bs As.
Según sus clientes, le han permitido ser la empresa que más hectáreas pulveriza en el Partido de Rivadavia.
También realizan siembra área, para tal actividad cuentan con un esparcidor TRANSLAND de fabricación Americana. En estos últimos años se ha incrementado la siembra de ray-grass. avena, centeno, triticale en cultivos de soja y maíz.
Los equipos automotrices, son fabricados íntegramente en sus talleres con 4000 litros de capacidad y 32 metros de ancho de labor.

lunes, 25 de agosto de 2014

Barbuy

En sus inicios, Domingo V. Barbuy, fue fabricante de agro-repuestos de tractores Deutz y sus dos hijos deciden fundar Barbuy S.A., dedicada desde 1950 a la fabricación de pulverizadores. Desde esos años, la empresa fue captando las necesidades de los productores agrícolas para trasladarlas luego al desarrollo de una amplia gama de equipos pulverizadores.
Barbuy S.A. está emplazada en la ciudad de Bell Ville, provincia de Córdoba, en una planta de 10283 metros cuadrados. En la misma funciona el área administrativa, ventas y repuestos como así también un Show Room.
Teniendo en cuenta que para desarrollar productos con requerimientos muy exigentes, debemos contar con el área de ingeniería asistida por CAD y diseños paramétricos tridimensionales, el mecanizado con CNC nos permite una alta producción, complementada por el área de corte, plegado y estampado.
Cuenta también con un sistema novedoso y único en el rubro de tratamiento de piezas con esmaltes en polvo termo convertible, una línea de montaje versátil que permite flexibilizarse para cambios frecuentes, una sala de prototipos minuciosamente diseñada para crear y ensayar los productos antes de salir al mercado, nos permite brindar confianza y seguridad.
Barbuy, es llevada adelante por Atilio Barbuy y sus dos hijos, Claudio y Dante Barbuy, que junto a un excelente grupo de colaboradores, trabajan para ofrecer al mercado una amplia variedad de maquinarias, pulverizadores de tres puntos, un abanico extenso en pulverizadores de arrastre, exigentes y robustas autopropulsadas, línea completa de desmalezadoras y segadoras, aplicadores de fertilizantes (tanto líquido como sólido) y todo tipo de accesorios para pulverización.
Todo esto se ve asistido por una extensa red de concesionarios, otorgándole al usuario una posibilidad de elección de nuestros productos según la necesidad.

sábado, 23 de agosto de 2014

Ciriaci


Aunque no es de las empresas más importantes ni ocupan la primera plana ni tampoco está en boca de todos, posee más de 30 años de trayectoria en el mercado de las pulverizadoras autopropulsadas.
Todo esto, siendo una compañía pequeña, de administración familiar.
Su principal público, es el que exige máquinas a pedido, ya que no tiene una fabricación en serie ni una línea de producción.
Algunos propietarios que han tenido o tienen aún un equipo de esta marca, destacan su buena calidad de fabricación.
Está ubicada en calle 9 De Julio 546, (2175) Villa Mugueta, Santa Fe.

jueves, 21 de agosto de 2014

di Paolo (pulverizador)

Pulverizador autopropulsado de pequeño tamaño y fabricación artesanal casera, de líneas poco prolijas, no muy pulidas ni cuidadas y muy rectas (angulosas, casi "cortadas a cuchillo" se podría decir).
De color rojo con tanque blanco, el tablero de instrumentos cuenta con 3 marcadores de aguja.
El motor, se ubicaba en el lateral izquierdo de la máquina (vista de frente), como en algunas cosechadoras antiguas.
Para protegerlo, presenta un cajón realizado en chapa.
El equipamiento lumínico, apenas cuenta con dos luces delanteras y una sola trasera.
Para facilitar el acceso, presenta una pequeña escalera de un par de escalones para su ascenso.
Se desconoce la cantidad fabricada.

Lugar de Fabricación: Coronel Pringles, Provincia de Buenos Aires.

Inicio de fabricación: 198X (aprox)
Fin de fabricación: 199X?
Origen: Argentina

Motor: Ford 221, árbol de levas lateral
Ciclo: Otto 4 tiempos, válvulas a la cabeza
Cilindrada (cm3): 3620
N° cilindros: 6 en línea, verticales
Diámetro x carrera (mm): 93,5 x 87,9
Potencia (CV @ RPM): 137 @ 4000
Par Motor (mkg @ RPM): 28 @ 2800
Relación de compresión: 8,2 a 1
Refrigeración: circulación de agua.
Combustible: nafta super
Filtro de combustible: celulósico, en seco.
Sistema de combustible: carburador Holley, doble boca
Filtro de aire: seco, elemento de papel / en baño de aceite.
Filtro de aceite: unidad sellada de celulosa.
Tracción: 4x2 trasera
Embrague: monodisco en seco.
Caja de velocidades: ZF S 4-60, 4ta directa reforzada.
Velocidades: 4 sincronizadas + M.A.
Suspensión delantera: eje rígido, ballestas semielípticas.
Suspensión trasera: eje rígido, ballestas semielípticas.
Tanque (litros): de 1500.
Bomba: a turbina, Turbion.
Botalón: trasero.
Rodado: 7.50x16''
Sistema eléctrico: 12V. Batería: 1x12V 75Ah.

CAPACIDADES
Refrigerante (litros): 8,6
Tanque de combustible (litros): 80
Cárter aceite motor (litros): 4
Filtro de aceite (litros): 1

di Paolo

di Paolo Hnos, de di Paolo Néstor R. y di Paolo Marcelo A. Sociedad de Hecho, es una pequeña empresa ubicada en la calle Almirante Guillermo Brown 42, código postal 7530, de Coronel Pringles Buenos Aires.
Sus teléfonos son 02922 46 5055 y 02922 46 5055. Su actividad principal es la de la fabricación de pulverizadores (Fabricación, Al Por Mayor), molturado, cribado y servicios de pulverización.

martes, 19 de agosto de 2014

AASA (historia segunda parte)

El texto que podrán leer a continuación, pertenece al Ing. Jorge Wagner.
Como verán, la oferta de esta máquina, en sus dos versiones KR hombre a bordo y KW hombre acompañando en piso con timón, presentan la opción del controlador electrónico de velocidad.
Lo del control electrónico de velocidad es un capítulo aparte, muestra la capacidad creativa y de investigación que en esa época se aplicaba a la industria nacional.
Cabe destacar que lo convencional para esos años era variar la velocidad de traslación de la máquina a través de un sistema electromecánico compuesto por resistencias que se intercalan con la alimentación del motor de tracción y una serie de contactores (relés de gran tamaño), que van puenteando las resistencias para darle más velocidad a la unidad.
La historia de los controladores electrónicos aplicados a las AASA comienza a fin de los ´70, con una experiencia en controladores a tiristores marca SEVCON importados de Gran Bretaña, esto termina en un fracaso técnico y recién en 1984, a  pocos meses de mi ingreso a la empresa, se comienza nuevamente a experimentar con los controladores electrónicos. La provisión de los mismos corresponde a dos pequeñas empresas, una de Ituzaingó , Buenos Aires, llamada S.A.E. Servicio en Autoelevadores Eléctricos, conformada por Daniel De Santo y Alejandro Gigliazza.
La otra pequeña empresa es F.G. Ingeniería  Electrónica, de la ciudad de Rosario, conformada por los ingenieros Juan Carlos Galarraga y Enrique Fongi. S.A.E. había desarrollado un controlador a tiristores, basado en algunas versiones antiguas de General Electric, aplicado ya a otros autoelevadores como reemplazo de controladores o modificaciones de máquinas más antiguas a resistencias.
Por su parte, FG Ingeniería Electrónica había tenido su  experiencia en la aplicación de estos controles (chopper), en los trolebuses concesionados por la empresa Martín Fierro SRL de Rosario, (ver Electrobús en https://es.wikipedia.org/wiki/Rosario_Bus).
Lo cierto es que tanto los chopper de SAE como los de FG se empezaron a aplicar en diversos modelos de AASA, como opcional, comenzando con los modelos contrabalanceados de 4 ruedas de 1,5 a 3,5 TM (líneas FH y F60T).
Los controladores se fueron perfeccionando y achicando en su formato, a medida que la experimentación avanzaba, sobre todo los de FG que nacieron inmensos. Lo del desarrollo y experimentación de los equipos FG fue un trabajo mancomunado entre el proveedor y AASA y me tocó a mi ser la parte técnica por Autoelevadores Argentinos S.A. El desafío llegó cuando se les propuso a ambos proveedores desarrollar equipos mas pequeños y por consiguiente más económicos para aplicar a la línea de máquinas mas pequeñas, tales como apiladores (KR, KW), transportadores de pallet (PTW) y tractores de remolque (RT).
En 1986 se comienza a desarrollar un controlador cuyo elemento de potencia ya no es un tiristor (SCR), sino un transistor MOSFET. En ese momento no había en el mercado aún controladores que tengan muchos pequeños MOSFET en paralelo para sumar así la capacidad de todos y dar como equivalente un gran MOSFET que sea capaz de manejar corrientes entre 100 y 500A, necesarias para mover los motores de estos vehículos.
Esta modalidad de usar transistores en paralelo fue luego adoptada por la mayoría de los fabricantes de controles y es usada aun hoy en día.
Por lo anterior se puede decir que este desarrollo y aplicación si no ocurrieron antes que en el resto del mundo, fueron al menos simultáneos, conformando esto un orgullo para la industria nacional. En esa época, debido al control electrónico y la necesidad de trabajar con corrientes menores, se deja de usar, salvo en máquinas con resistencias, la tensión de 12 voltios, pasándose a 24 voltios, es decir, a igualdad de potencias, con 24 voltios se necesita la mitad de la corriente necesaria en 12 voltios.
En la línea de máquinas grandes, se siguió usando el tiristor (SCR) debido a la inexistencia para esa época de transistores MOSFET de corrientes altas y tensiones aptas para usar en 36 y 48 voltios.

domingo, 17 de agosto de 2014

Tortone

Metalúrgica ubicada en la venida Vélez Sarsfield 4000, de la ciudad de Córdoba, capital de la provincia de Córdoba. En esta misma dirección, está la casa central y es donde posee depósito fiscal, ya que es exportadora: sus principales destinos son Paraguay, Estados Unidos y Dinamarca.
Está afiliada a la Cámara de Industriales Metalurgicos y de Componentes de Córdoba (CIMCC), como también a la Unión Industrial de Córdoba - UIC.
Tiene una sucursal ubicada en Ruta Panamericana Km. 24,3 en la localidad bonaerense de Don Torcuato.
Destacada en el ramo de la maquinaria vial, industrial y minera. Produjo y aún produce, rodillos vibrantes de arrastre, rodillos neumáticos autopropulsados y palas cargadoras.
Durante la década del 70' y hasta mediados de los 90's, fabricó bajo licencia, excavadoras de orugas y ruedas bajo licencia de la italiana Benati.
Posteriormente, logra la representación de Sakai, AUSA, AMPAC y Benazzato comercializando grúas, dumpers, carretillas, barredoras, autohormigoneras, rodillos neumáticos, compactadores de suelo y de asfalto, entre otros.

MAQUINARIA DE CONSTRUCCIÓN
TO 120 CSB / TO 140 CSB
TO 310 CSB / TO 370 CSB
TO 450 CSB
TR 145/4
TP 10
TP 12
TP 19
MAX 90 Ribot / R4
MAX 160 Super / R4
MAQUINARIA VIAL
TP 19 2.80
RN 7.23
R.N.A. 350
R.N.A 270
R.N.A. 230
R.N.A. 130
RVTA 120
RTV 300
RVS 5 TA
TRACTORES
Taurus 250
Taurus F 125

viernes, 15 de agosto de 2014

Guasch

En 1923, llegan de España, Ramón y Amadeo Guasch para asentarse en un campo en Bigand y dedicarse a tareas agrícolas.
En la década del 30', comienza la fabricación de la cosechadora motriz con rodado de hierro. Y a su vez, tienen la inquietud de tecnificar la recolección de semillas. Crearon en sus inicios el aparato juntador de maíz, girasol, sorgo, etc.
En 1948, se trasladan a Casilda y montan un taller de reparación de máquinas agrícolas, prestando también servicios de recolección en campos vecinos a Casilda.
La fábrica se construyó en 1950, y su principal objetivo fue la producción de un nuevo diseño de aparato juntador de maíz, girasol y sorgo cuya característica principal eran los puntones a cadenas.
A causa de tal invento, patente N° 86650, estuvieron exentos durante 10 años del pago de impuestos provinciales y nacionales.
La fábrica llegó a tener un máximo de 80 empleados. Con el correr de los años, nace la producción de sembradoras de granos gruesos, reconocidas por sus famosas cualidades.
Importaban directamente de Inglaterra, los motores Perkins, las cadenas eran traídas desde Italia - marca Regina - y las cubiertas eran de origen neerlandés.
Se fabricaron un total de 18 cosechadoras hasta 1960, ya que en esa época comienzan los conflictos laborales y sindicales.
La fábrica siguió produciendo rastras de dientes, balanzones transportables, rastras de disco pesadas y rastras de dientes.
Em 1971, se disuelve la sociedad R y A Guasch por decisión propia.
Actualmente, se siguen fabricando tolvas auto descargables, rastras de disco pesadas y rastras de dientes.
La Sra Adela Guasch llega a presidir junto a su esposo la empresa. Doña Adela es hija de Ramón.

Extraído de Reinas Mecánicas (José María Barrale).

miércoles, 13 de agosto de 2014

La Margariteña / La Soberana / San Jorge / La Reina Margarita

En 1927, por iniciativa de los señores Luis Picco, Antonio Apendino, Juan Danna, y Bianciotti, se abrió en los galpones de la familia Primo, un taller de reparaciones de máquinas trilladoras de vapor.
Movidos por un ímpetu laborioso y progresista, estos hombres consiguieron con esfuerzo, poner en marcha una pequeña fábrica de cosechadoras motrices, que llamaron "La Margariteña".
En ese período, se incorpora como socio el Sr. Francisco Aira y en 1953, se trasladaron a otra manzana ubicada al norte de la plaza pública, donde se levantaron grandes galpones.
Para poder competir con industrias similares y lograr una producción en serie, se necesitaban sólidos capitales para hacerlo posible, por lo que se resuelve invitar al Sr. Buriasco (de María Juana), a participar de la empresa.
Compraron modernas maquinarias, tomaron nuevos empleados, se construyeron casas en las inmediaciones y la colonia alcanzó su esplendor, tanto es así que, en 1936, se fabricaron 56 cosechadoras, entre ellas, algunas automotrices.
El personal ocupado fue de 49 operarios, entre ellos, armadores, torneros, ayudantes, hojalateros, mecánicos, ajustadores, marcadores, machucadores, herreros y carpinteros.
Pero en 1940, Buriasco adquiere la totalidad de las acciones y llega a ser el propietario absoluto.
Su primera decisión fue el traslado de la fábrica a la localidad de María Juana, donde se veía favorecido con el transporte que le ofrecía el ferrocarril.
Desde esa localidad, la trilladora salió con el nombre de "La Soberana"; pero los sres. Cleri, Canale y Alberto trataron en Colonia Margarita de reiniciar dichas actividades y comenzaron a fabricar máquinas que salían con el nombre de "La Reina Margarita". A pesar del empeño puesto por esos hombres, no pudo prosperar el emprendimiento, debido a la falta de capital.
Los sres. Apendino y Bianciotti, abrieron una fábrica en San Jorge, para fabricar unidades con el nombre de "San Jorge".

lunes, 11 de agosto de 2014

Aipridec

Cosechadora orientada a los cultivos del maní, con epicentro en una importante parte de la provincia de Córdoba.
Equipada con dos o tres cilindros, la cual puede realizar la trilla a granel o en bolsas, descarga hidráulica, tres pateadores, tres cilindros, con dos cóncavos por cilindro (flexibles), recolector dientes flexibles.
Al parecer, aún en esa época, se podía pedir con o sin cabina la máquina, por lo que en las siguientes fotos podemos ver las variantes que cada dueño realizaba.

Lugar de fabricación: Laguna Larga, Provincia de Córdoba.

Inicio de fabricación: 1974?
Fin de fabricación: 1978?
Origen: Argentina

Motor: Perkins 6-354
Ciclo: Diesel 4 tiempos, válvulas a la cabeza, árbol de levas lateral.
Cilindros: 6 en línea.
Cilindrada (cm3): 5800
Diámetro x Carrera (mm): 98,4 x 127
Potencia (HP): 135 a 2.800 r.p.m.
Par motor: 38 Kgm a 1.250 r.p.m.
Relación de compresión: 16 a 1.

Sistema de combustible: inyección directa
Orden de encendido: 1-5-3-6-2-4.
Refrigeración: Líquida (agua)
Combustible: Gas oil
Tracción: 4x2 delantera
Caja de cambio: de engranajes rectos
Marchas: 5 hacia adelante y M.A.
Embrague: monodisco en seco
Dirección: Hidráulica.
Plataforma: Hidráulica
Ancho de plataforma (pies): una hilera
Diametro del cilindro (m): 3 cilindros
Cilindro de trilla: Cilindro de Dientes
Capacidad de tolva (lts): 3000 aprox
Ancho del cilindro (mts): 1.5

sábado, 9 de agosto de 2014

Dandy

Dandy es una organización joven y emprendedora fundada en el año 2003 en Las Parejas, con el desafío de mejorar las ofertas tecnológicas de maquinarias agropecuarias, para eficientizar la gestión del hombre de campo.
Misión Brindar soluciones integrales a medianos y pequeños productores, en la aplicación de fertilizantes líquidos a través de pulverizadores de gran diseño y resistencia con el botalón de mejor estabilidad del mercado nacional.
Su dirección es Calle 25 Nº 974.

jueves, 7 de agosto de 2014

Clark

Clark en Argentina, fue representada por Eximia Industrias Clark Argentina S.A.I.C.I.F., domiciliada en Habana 370, de Villa Martelli, provincia de Buenos Aires.
Su teléfono era 761-2451 / 2501 / 2561.
Esta empresa inició la producción de autoelevadores a mediados de la década del 70', y se vio favorecida, así como otras tantas en los 80's, debido a la dificultad para importar este tipo de vehículos, orientándose así a la producción local.
Produjo autoelevadores hasta la década del 90', donde posteriormente se dedicó al service, mantenimiento y venta de repuestos.
A comienzos del 2000, se produjo el cierre definitivo de la empresa. En la actualidad, Radiotrónica de Argentina S.A. ocupa las instalaciones de la ex Eximia. 

martes, 5 de agosto de 2014

BI.CU.PI.RO (historia)

Metalúrgica dedicada a la producción de cajas barredoras (accesorios repuestos), des obstructoras cloacas, recolección residuos industriales, recolectores residuos, trituradoras cuchillas, trituradores residuos, volquetes.
Fundada en 1940, Juan Bautista Cuffia fabricaba recolectoras de maní.
Su tan particular nombre, deriva de las primeras dos letras de cada uno de sus socios: BIanco - CUffia - PInciroli - ROmero.
Produce maquinarias para casi todas las municipalidades del país y varios países del exterior. Llegó a tener hasta 140 trabajadores en su planta.
Cambio de manos: En 2009, en medio de versiones cruzadas y desmentidas, la firma fue vendida por Omar Cuffia al empresario venezolano Salomón Yehia.
En 2011, la denominación social Elephantos S.A. se hace cargo de BI.CU.PI.RO y de su marca registrada.

COMO ANEXO, una nota a Oscar Cuffia en 2005 del diario La Voz del Interior. En aquel momento, era el único socio que había quedado en BiCuPiRo.
–Volvamos a su empresa: yo la recuerdo, 20 años atrás, como una firma...
–Grande...
Sí, con alta producción y mucho personal.
–Llegamos a tener 160 empleados. En 2001, caímos a 38 y un día le dije a la familia: no quiero tener más empleados. Me quedo con esto. ¡Ya tengo 100 de nuevo!
–¿Pensó en cerrar en su momento?
–Era una empresa desaparecida. No podíamos luchar contra estafadores. La huida de dinero fue algo planificado, pero también estábamos los estúpidos.
–¿Pero pensó en cerrar tres años atrás o no?
–Se lo planteé a mi familia, porque tengo mis años y me daba cuenta que para remontar esto había que hacer un esfuerzo soberano, empezando por lo financiero.
–¿Y qué hizo entonces?
–Mirar qué había en el mercado. No veíamos la posibilidad de ventas. Entonces, salimos a buscar al personal más leal y nos enfocamos a reparar máquinas que ya habíamos vendido años atrás.
–¿Cuánto vale una máquina de recolección y limpieza?
–Hay de 150 mil pesos, 100 mil, 80 mil, 45 mil. De todo.
–¿Y entonces? ¿Les fue bien?
–La cuestión es así: si un intendente no limpia su localidad, la pasa mal. Nosotros en plena crisis pensábamos que iban a poner a los desocupados a barrer las calles con escobas.
–¿Y cómo seguirá la historia de Bicupiro?
–Es una firma familiar y, por lo tanto, el futuro depende de la familia. Toda empresa familiar requiere un líder, cuyas decisiones no siempre son compartidas. Pero el líder es el tipo que va para adelante.

domingo, 3 de agosto de 2014

SIAM

A los 18 años, Torcuato Di Tella, preguntó a su amigo mecánico, Guido Allegrucci: “¿Puede usted fabricar una máquina amasadora de pan superior a las importadas?” La formulación no era inocente. Corría 1910 y la idea del joven era aprovechar las perspectivas abiertas por una ordenanza municipal que prohibía el amasado a mano.
El cumplimiento de la misma significaba que las panaderías de Buenos Aires necesitarían 700 máquinas. La respuesta de su compañero fue afirmativa y juntos formaron una sociedad que, en 1910 y en plena etapa del modelo agroexportador argentino, patentó la primera máquina de amasar pan bautizada SIAM (Sección Industrial Amasadoras Mecánicas). El producto fue un éxito.
En 1926, Torcuato Di Tella pasó a ser propietario único de la compañía, que se convirtió en Sociedad de Responsabilidad Limitada en 1928, cambiando su nombre a Sociedad Industrial Americana Maquinarias Di Tella Limitada o, como abreviatura, SIAM Di Tella
El éxito de la empresa alentó a sus dueños a expandir la actividad hacia otras áreas productivas. De esta manera fabrican más tarde las exitosas heladeras eléctricas Siam. En los años cincuenta mediante un acuerdo con la firma italiana “Lambretta” comienza la fabricación en Argentina de sus motonetas, conocidas aquí como “Siambretta”.
SIAM Di Tella fue la primera en producir ciertos artículos para la industria y el comercio, tales como diversos tipos de bombas (inclusive bombas para la extracción de petróleo), motores y artefactos domésticos como heladeras y ventiladores.
Luego comienzan a fabricar autos con tecnología inglesa, lo cual era muy arriesgado porque debían competir con gigantes como General Motors o Ford. Los autos son bien recibidos por el mercado. Pero cuando llegó el momento de afrontar el cambio de modelo, para lo cual se necesitaba capital, Siam tuvo dificultades porque ya tenía algunas fábricas trabajando a bajo ritmo. Decidió endeudarse con el Estado en dos formas, por créditos pedidos al Banco Nacional de Desarrollo y dejando de pagar impuestos.
Como no recuperó capacidad de pago, en los años 70, los dueños de la empresa comienzan a darle al Banco Nacional de Desarrollo acciones de la empresa a cambio del pago de los créditos.

Pero la sección de maquinaria pesada, a principios de 1969 firma acuerdos con WABCO (Westinghouse
Air Brake Company) para la producción de motoniveladoras y con International Harvester para los cargadores frontales, cuyas tratativas se venían llevándose desde enero de 1968, donde SIAM anuncia la producción de tres modelos de 115, 125 y 160 HP (imagen de la derecha).
Con la primera nombrada, el vínculo se extendió hasta aproximadamente 1984.
Según la revista Carreteras de enero - marzo de 1968: "SIAM di Tella Ltda. acaba de anunciar que se iniciará en breve, la producción de una línea de motoniveladoras de distinta potencia (115, 125 y 160 HP) bajo la licencia de la empresa norteamericana Westinghouse Air Brake Co fabricantes de los afamados equipos que sucesivamente se llamaron Adams, Le Torneau Westinghouse y WABCO.
El anuncio de esta nueva producción nacional fue formulado por el Ing. Juan Carlos Franck, director general de la división Electromecánica de SIAM di Tella, quien dio a conocer algunas de las características técnicas de las motoniveladoras que se fabricarán, así como algunos de los resultados de los estudios de mercado realizados al considerar la producción de estas máquinas. 
Entre los datos suministrados se destaca el hecho que se estima que en el país existen 3300 motoniveladoras de distinto tipo y que la Argentina podrá estar en condiciones de exportar esta nueva producción a distintos países del continente, pertenecientes a la ALALC.
A pesar de que según los estudios practicados, el mercado podría absorber de 400 a 500 unidades por año, esta firma resolvió ajustar su producción para solamente 200 a 250 unidades anuales, con el fin de evitar alguna eventual capacidad ociosa si la demanda disminuyera o si se estableciera una industria competitiva local.
Para la fabricación inicial se prevé una proporción del 50% de material de procedencia nacional, calculándose que posiblemente esta proporción irá en aumento, según un sistema que ha de quedar establecido en un régimen especial cuya aparición se producirá a la brevedad. Las primeras unidades se entregarán entre octubre y noviembre de este año y luego se proseguirá a un ritmo mayor para alcanzar el tope de producción previsto".

Y en un par de años, el Estado se convierte en el dueño de Siam Di Tella. Pasa toda la crisis del 81-82 y llega el gobierno democrático de Raúl Alfonsín, que decide venderla. La va vendiendo por partes a distintos grupos empresarios a partir de 1986.
Esta opción no da resultado porque la crisis económica se acentúa y porque se potenció con el régimen de convertibilidad de los 90, que afecta a toda la industria nacional.
En esas condiciones, una empresa tan golpeada no podía competir, por lo cual se van cerrando prácticamente todas las plantas de Siam. La gran planta de maquinaria pesada para equipo eléctrico cerró; otras plantas también fueron cerradas y loteadas.
En la década de los 60 llegó a ser la industria metalmecánica más grande de América Latina con casi 15 mil empleados. La historia de SIAM y su fundador, Torcuato Di Tella es una parábola del esplendor y el ocaso de la industria argentina.

La ex Planta Industrial de SIAM Electromecánica, fue comprada por la empresa SADE, siendo la sección SADE-ELECTROMECANICA (Ex SIAM- ELECTROMECANICA). En dicha Planta, perteneciente al Grupo SADE-PEREZ COMPANC, se desempeñaban más de 1200 empleados y se fabricaban:
• Equipamientos Nucleares (Tales como Motores y Generadores de gran Potencia, para Centrales Atómicas de Generación de Energía).
• Maquinarias Viales. (Tal como Motoniveladoras)
• Equipos de Bombeo de Petróleo.
• Motores y Generadores Eléctricos para uso ferroviario y grandes obras.
• Transformadores Eléctricos hasta 500 KV.
• Reparación de Vagones Ferroviarios.

MODELOS PRODUCIDOS
SIAM Payloader H-60B
SIAM Wabco 440
SIAM Wabco 444
SIAM Wabco 660

viernes, 1 de agosto de 2014

Altina

La marca ALTINA tuvo sus orígenes en el año 1953, y desde sus inicios hasta la actualidad se diferenció a través de la innovación, la tecnología y calidad de sus productos.
En un principio logró arraigarse y ser reconocida en el país gracias a uno de sus productos en particular con el cual fue pionera, la Segadora Hileradora Autopropulsada (motriz) ALTINA, que por su gran calidad y funcionamiento de avanzada para aquella época marcó una diferencia notable en el mercado. Fiel muestra de eso, es que hasta el día de hoy pueden verse funcionando en los campos de nuestro país esas mismas máquinas modelo 53 en adelante.
Si bien a través de los años se fueron incorporando distintos productos que eran comercializados bajo la marca ALTINA - como segadoras de acople y desmalezadores (conocidos como “carderas”)-, fue en el año 1983 donde logra un nuevo salto cuantitativo, nuevamente siendo pionera en el país, se lanza al mercado la primera Fertilizadora Neumática para aplicación en cobertura (al voleo) de fertilizantes sólidos. En los años siguientes incorpora a su línea de producción numerosos productos (fertilizadoras para aplicación de fertilizantes líquidos, trituradores de rastrojos y malezas, carros para rollos, balanzones con rastra de dientes, etc.).
En 1991/92 se agranda la familia de fertilizadoras ALTINA con la nueva Fertilizadora Incorporadora Neumática.
En los años 2000/2001 MAMASU S.R.L. vuelve a ampliar la gama de productos ALTINA desarrollando una embolsadora de granos, con la cual fue la marca introductora de este tipo de máquinas en los mercados de Brasil y Paraguay. Luego crea una Extractora de granos con un novedoso sistema de sinfines, obteniendo la 1º patente en este tipo de máquina. En la última década ALTINA siguió abocándose con gran empeño hacia la innovación, y fruto de ese esfuerzo nació una nueva generación de Fertilizadoras Neumáticas, aptas para la aplicación de fertilizantes sólidos en polvo, logrando una notable diferenciación en el mercado por la calidad y uniformidad en la aplicación de fertilizantes sólidos en polvo.
Luego, por necesidad propia de la empresa en búsqueda de una mayor eficiencia en el área de Servicios y Fertilizantes, en el año 2007, se desarrolla y alcanza una nueva innovación: el Guinche-Grúa ALTINA, para el movimiento y traslado de fertilizantes y semillas en big bags (bolsones); en los años sucesivos se desarrollaron diferentes modelos con múltiples usos y aplicaciones (elevación de personas para realizar trabajos en altura, movimiento y traslado de rollos, pallets, etc.), logrando ser líderes absolutos en este tipo de productos de modo sostenido en el tiempo, a través de la fortaleza y características técnicas de los mismos.
Hoy la Agricultura de Precisión es una realidad que nos permite consolidar aún más nuestras máquinas fertilizadoras, diferenciándonos por la precisión y uniformidad en la aplicación, logrando resultados evidentes y comprobables. Por lo tanto seguimos investigando, creando y desarrollando productos para satisfacer la exigente demanda del Productor Agropecuario Argentino y del mundo. "La interrelación: SUELO-PLANTA-MÁQUINA-AMBIENTE, es un conjunto dinámico en continua búsqueda del equilibrio. Lograrlo es obtener mayores rindes, con menores costos, durante más tiempo; ésta es NUESTRA PREMISA"